Sigue a El Blog Salmón

A pesar de no haber asistido al nacimiento de este blog, uno cree tener claro varios de sus propósitos. Entre ellos entiendo que se sitúa el acercar el mundo económico a los no profesionales, el divulgar de un modo entretenido. El haberlo logrado en buena medida es seguramente una de las razones de nuestra supervivencia. Pero he de reconocer que este fin de semana, una cadena como Telecinco nos ha ganado por la mano. Ha hecho pedagogía financiera de la buena: La Noria se ha convertido en un banco malo. Cualquiera que haya visto lo que ha pasado será capaz de comprender el funcionamiento de estas instituciones sin necesidad de leer prensa salmón.

Si echáis la vista atrás os vendrá a la memoria el brete en que se metió este programa con el caso de Marta del Castillo. Si habitualmente los contenidos y el tratamiento del programa ya habían olido más de una vez, está vez parece que reboso la paciencia ciudadana, generando un boicot comercial a las firmas que se anunciaran en él. No voy a entrar si me parecen bien esta clase de medidas de presión o no (tal como a Remo). Quizás en otro post, para no desviar el tema de este, me anime. Aquí basta con señalar que tuvo bastante éxito, drenando sustancialmente los ingresos publicitarios de un programa estrella y obligándole, en determinados momentos , a cuasi regalar espacios. La estrategia de Telecinco, ante esto, ha sido la misma, en esencia que la que subyace tras los bancos malos.

En un ejercicio de contención de daños, han procedido a separar lo que ellos han considerado activos rentables de los tóxicos. Han identificado como parte de los primeros los debates supuestamente serios. Los han empaquetado bajo una marca nueva, El Gran Debate, y lo han colocado antes del banco malo, perdón, de La Noria o de lo que queda de ella. Esta ha sido relegado a un horario más avanzado, menos rentable publicitariamente, pero que sin duda tendrá su público fiel. Pero, evidentemente, detrás de ambos programas están los mismos equipos y la misma cadena. Con ello se busca animar a las marcas a que vuelvan a financiar al menos el primero de los programas, y el segundo ya veremos lo que ocurre, y que mientras tanto sea sostenido indirectamente por los resultados del primero.

Los paralelismos con el sector financiero son evidentes. Pretenden resetear a las entidades financieras, liberando sus balances de los activos dañados, creando nuevas sociedades a las que transfieren todo lo bueno o todo lo malo. De ese modo lograran ingresos más fácilmente para las cuentas de resultados resplandecientes, sin tacha de ningún tipo. Mientras, en un oscuro rincón, los bancos malos esperan que el tiempo lo cure todo, o casí mejor, que los ciudadanos, a través del Estado se coman el marrón.

Alguno pensará que esto de La Noria es una tomadura de pelo. A mi me lo parece. Es un mensaje claro al espectador de “os tomamos por tontos”, seguimos haciendo lo que nos da la gana, pero le cambiamos la etiqueta. Exactamente el mismo que el que lanzan los que defienden la creación de bancos malos financiados con dinero público para seguir manteniendo sus prebendas en los supuestamente bancos buenos. Un intento de segregar lo bueno de lo malo llamado al fracaso. Cronenberg tiene material, en Telecinco y en la Banca para rodar un Inseparables II.

Más información | ¡Vaya Tele!
En El Blog Salmón | El Banco de España plantea ahora la creación de un banco malo, Rajoy afirma que no subirá el IVA y que no habrá banco malo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios