Síguenos

Esta semana pasada Remo le dedicaba un post a los neoluditas. Siglos después y seguimos con la misma historia, resulta descorazonador. Los neoluditas, al igual que otras corrientes de pensamiento, intentan detener los cambios, los avances técnicos. ¿Motivos? Siempre encontrarán alguno, pero en el fondo se oculta el miedo a lo nuevo, a lo desconocido, la protección de su parcelita, el egoísmo en su más estricto y desafortunado sentido. Para todos ellos, y en aras a que la realidad no les estropeé sus sueños húmedos, les dejo con el discurso de Peter Weyland, fundador de Weyland Corp.

Obviamente se trata de un video viral de la precuela de Alien, Prometheus, rodada por Riddley Scott, y que se estrenará proximamente. Muy ingenioso situar el discurso de este ambicioso hombre de negocios en TED 2073 2023. Pero ese halo mefistofélico con el que se caracteriza al personaje no es nuevo. Nada como unir a dos malos de película, empresarios y avances tecnológicos, como el origen de todos los males. Nada como poner a otros (¿a alguien le suena lo de los mercados?) como los causantes de nuestros males. Siempre funciona y es una historia muy vieja. Es muy vieja porque siempre funciona.

El mito de Prometeo, como dios que trae el conocimiento a los hombres y por ello es castigado, tiene sus trasuntos en otras culturas. Incluso en la nuestra, en la judeocristiana, en la que el portador de la luz que se rebela, más que alguien digno de lastima por los hombres es convertido en la encarnación del Mal.

Vía | Blog de cine, Weyland Corp.
En El Blog Salmón | Los nuevos telepredicadores laicos y los viejos métodos, Las visiones apocalípticas del futuro mundial

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios