Síguenos

ahorro familiar

En estas páginas he hablado varias veces en favor del ahorro y de su importancia, importante incluso en tiempos de crisis y de dificultades financieras.

Como siempre cuando se habla de la necesidad de ahorrar, es normal buscar excusas de por qué no es posible y, especialmente en tiempos difíciles, lo más fácil encontrarlas. No obstante, el ahorro neto, que es subir ahorros y bajar deudas, sigue siendo importante y lo sigo animando. Uno no es demasiado joven y, excepto en casos excepcionales, las circunstancias no son demasiado difíciles como para ignorar la necesidad.

El artículo vinculado nos da, y explica, siete mitos del ahorro que se pueden llamar excusas para no ahorrar, que son los siguientes:

  1. Sólo puedo ahorrar un poco en estos momentos y no merece la pena.
  2. Empezaré a ahorrar cuante tenga mejor sueldo.
  3. Si tuviera mejor sueldo sería más fácil ahorrar.
  4. Quiero ser buen padre/madre y quiero dar todo a mis hijos ahora.
  5. Siempre puedo conseguir un préstamo si las cosas van mal.
  6. Ahorrar requiere la privación.
  7. Ahorros implican eliminar lo divertido en la vida.

La necesidad de ahorrar no sólo es relacionado con el problema del retiro y de la cuestionable capacidad de los gobiernos de hacer frente a las amplias promesas que nos han dado y que siguen dando a los trabajadores que, cuando se retiren, tendrán una pensión digna pagada por el gobierno, es decir, por los trabajadores del futuro.

Se ha hablado de reformar los sistemas de pensiones y de retiro en muchos países, incluyendo este, y yo también en estas páginas. No se ha hecho mucho. No debemos esperar a que los gobiernos nos resuelvan este problema también, debemos tomar las riendas personales e incrementar nuestro ahorro neto.

Siempre me ha parecido curioso ver a la gente estar muy dispuestos a tomar un préstamo para comprar algo, un coche, una lavadora, incluso unas vacaciones. Préstamos que traen consigo sus costes.

Mucho mejor sería pensar que vamos a necesitar un nuevo coche, una lavadora y que nos vamos de vacaciones, ahorrar para ello y, cuando llega el momento de pagar, no sólo se tiene el dinero ahorrado, pero sería dinero que habrá ingresado intereses durante el periodo de ahorro. No se tendría que tomar un préstamo y no se pagaría gastos ni intereses sobre ese préstamo.

Mucho más rentable con una política de ahorros personal para las compras que seguir el camino de los préstamos, que es el camino que se sigue hoy.

Vía | Forbes (en inglés)
En El Blog Salmón | ¿Demasiado ahorro o lo que necesitamos?, En estos tiempos la deuda personal está bajando y Quieren saquear los fondos de pensiones
Imagen | happyhaggies

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios