Cuatro modos de esconder el deficit público

Sigue a

contabilidad

Ya lo siento, pero hoy por hoy el déficit público es como el tatuaje de amor de madre, ya no se lleva. Está bastante mal visto presumir del mismo, y te juegas la prima de riesgo, la calificación y la merienda como estado. Pero nadie como un político sabe que las necesidades son múltiples (y los grupos de presión más), así que vamos a comentar cuatro modos de esconder el déficit público. Cuatro modos que ya han empleado los más listos de la clase

Estos cuatro modos los ha documentado Timothy C. Irwin en un informe del FMI, Accounting Devices and Fiscal illusions. Para ello usa una matriz en la que se combinan las distintas maneras de esconder el déficit, en función de los efectos hoy y el día de mañana. Así, contabilizar hoy unos mayores ingresos o unos menores gastos puede lograrse a cambio de unos mayores gastos o unos menores ingresos en el futuro, lo que ejemplifica con cuatro técnicas. Vamos a darle una vuelta, a ver si nos suenan de algo.

La primera opción es apuntarse unos ingresos hoy a costa de unos mayores gastos en el mañana, y todo ello sin que crezca el endeudamiento nominal de la Administración, ocultando el endeudamiento. ¿Cómo lo hacen?

  • Contabilizando como ingreso los fondos de pensiones de empresas públicas o privadas en las que la Administración se subroga como futuro pagador de esos pensionistas. Portugal lo ha hecho estos últimos años, pero también países como Dinamarca o Francia. Yo, si fuese titular de planes de pensiones de empleo estaría preocupado, máxime con nuestro gen argentino.
  • A través de operaciones de sales and leaseback. Irwin nos habla de Arizona, pero podemos irnos a Andalucía.
  • Financiándose a través de derivados, concretamente de un swap, a lo griego. No conozco un caso similar en España, pero no pierdo la esperanza.

La segunda opción pasa por tener mas ingresos hoy a cambio de menos ingresos mañana, eso se logra a través de la desinversión, que puede ser de dos tipos:

  • La privatización de empresas públicas no deficitarias, de lo cual hay múltiples ejemplos
  • La securitizacion o titulizacion de determinados ingresos públicos, es decir la emisión de deuda con la garantía de los mismos. Si, más o menos lo que va a hacer Rajoy, pero ya se le adelantaron los griegos, y es que no somos originales.

Respecto a este punto, y como el mismo Irwing señala, habrá que ver cuál es el efecto fiscal neto de dicha privatización, considerando los futuros impuestos que se recauden. En todo caso, la privatización (a un precio adecuado y con un proceso claro, no a lo Galerias Preciados) y liberalización, desde mi particular punto de vista, no es una cuestión de conveniencia o no. Es una cuestión de justicia.

Pasemos a las tijeras, a gastar menos hoy, donde podemos hacerlo a costa de tener más gasto mañana, o lo que es lo mismo un diferimiento del gasto:

  • Si nos gustan las chiquilladas y nuestros objetivos presupuestarios se basan en criterios de caja, tenemos la posibilidad pagar el día 1 lo que había que haber pagado el 31. Ponen el ejemplo estadounidense. En España, más por cuestiones de tesorería que otra cosa, no hace falta que explique como está el tema, nóminas incluidas.
  • Si somos más creativos siempre podemos recurrir a los leasings y a la financiación estructurada con consorcios publico privados por medio. Ahí le podemos dar nota al simpático Revilla que iba de rústico.
  • También podemos no dotar/contabilizar los compromisos de pensiones de los empleados públicos: Se menciona otra vez a los EEUU y Nueva Zelanda, pero los prejubilados andaluces que han visto como la compañía deja de pagarles los complementos por el impago de la Junta saben bien de que va esto.

Por último, cabe la posibilidad de acudir el gasto hoy a cambio de reducir los ingresos futuros, a través del aplazamiento de inversiones. En esencia se puede usar la financiación estructurada o las concesiones u otras formulas varias para que el sector privado invierta y explote un servicio publico a cambio de un participación en los ingresos del mismo. Se mencionan supuestos como Chile o como Australia, aunque es obvio que es una práctica usada en todo el mundo, especialmente en España.

Respecto a este punto, opino lo mismo que sobre las privatizaciones: antes de plantearse si los ingresos del futuro serán muchos o pocos habría que preguntarse cuál es la función del Estado, si tiene sentido una actividad empresarial del mismo. Si entendemos que no es así, que se obtenga el mejor precio posible por dichos activos y a otra cosa mariposa.

Más información | IMF
En El Blog Salmón | ¿Quién miente en relación al aumento del 6% al 8% de déficit, Salgado, el Gobierno o las autonomías?, The Economist dice que España miente con sus cifras de déficit
Imagen | kenteegardin

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios