¿Donde está la subida de los impuestos sobre la gasolina?

Sigue a El Blog Salmón

economist-rise-in-petrol-prices.png

Hoy vimos el anuncio después de la reunión del Consejo de Ministros español de un nuevo plan para los presupuestos generales del 2012. Como tenemos conceptos generales y los detalles saldrán la semana que viene, muchas de las reacciones también son generales, por necesidad. Algunos dicen que esperarán a ver cómo y cuántas de las medidas se introducen de verdad. En estas páginas los detalles generales ya se están comentando, criticando por injusta la decisión sobre la amnistía fiscal y cuestionamos si Bruselas aceptará lo que se ha anunciado.

Aunque parezca que han subido todos los impuestos posibles y que han bajado todos los gastos posibles, vemos que no es verdad y que hay algunos impuestos y algunos gastos que no han tocado. Por eso pregunto, ya que están buscando ingresos, ¿donde está la subida de los impuestos sobre la gasolina?

He hablado muchas veces en estas páginas de la necesidad de cambiar el estilo de vida económico que llevamos y he cuestionado mucho el deseo de muchos de nuestros políticos de volvernos a la senda de consumo en que estábamos antes. Parece que se piensa que cualquier consumo es buen consumo y que los problemas económicos que estamos sufriendo justifican que evitemos buscar una senda económica sostenible, que no es en la que estábamos antes de la crisis.

Cuando hace unas semanas escribí el artículo titulado “Se han vendido menos coches, buenas noticias“, muy criticado por muchos comentaristas, el resultado de esas buenas noticias es que veremos menos coches en nuestras calles, menos consumo de gasolina y menos emisiones medio ambientales nocivas.

Adicionalmente, he hablado muchas veces de la necesidad de cobrar el coste total para el uso de los automóviles y parte de ese coste es el medio ambiental, el coste de los atascos y el coste de los retrasos.

Subir los impuestos sobre la gasolina tendría varias ventajas importantes y positivas, incluyendo las siguientes:

  1. Generaría ingresos a las arcas del Estado, algo muy necesario en estos momentos.
  2. Reduciría el uso del automóvil con el resultado de que veríamos una reducción en las emisiones medio ambientales.
  3. Reduciría el uso del automóvil con el resultado de que veríamos menos atascos y retrasos en las ciudades, impactando positivamente de forma importante en el crecimiento de la economía.
  4. Reduciría de forma importante el problema de la falta de aparcamientos, con la mejora de emisiones, atascos y retrasos.

Añadido a esta necesidad de subir los impuestos, también hay que cobrar por conducir en las ciudades que ayuda a recaudar, que mejora el tráfico, y que también trae todos los beneficios mencionados anteriormente. Que se sepa que he pedido estas cosas desde hace años, incluso cuando había boom económico.

Como vemos en la tabla, estos impuestos en España tampoco se han subido tanto. Más ingresos, menos polución y más libertad en las calles…mejor imposible.

Vía | Economist (en inglés)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

29 comentarios