Síguenos

bandera-grecia


Hoy los ciudadanos griegos elegirán en las urnas a las personas que tomarán las directrices de su país durante los próximos cuatro años. Hoy los griegos tienen que optar entre continuar con las políticas de austeridad impuestas por la UE o si prefieren explorar vías alternativas. La situación del país heleno es casi apocalíptica en la actualidad y nadie ve una salida próxima al problema.

Los planes de austeridad han servido de poco en un país que atraviesa uno de los peores momentos de su historia. Para que nos hagamos una idea de hasta donde llega la gravedad de la situación económica en Grecia, nada mejor que desmenuzar los datos de un interesante análisis de RTVE sobre este asunto:

  • Grecia ha recibido dos rescates internacionales con ayudas valoradas en más de 240.000 millones de euros para evitar la quiebra del Estado.

  • Desde 2008 la economía helena se ha hundido un 20%.
  • El salario medio de los griegos se ha visto disminuido alrededor de un 30% y la tendencia es a seguir bajando.
  • El coste de la vida en Grecia se ha encarecido aproximadamente un 10% y los precios de algunos servicios básicos se han disparado.
  • Han aumentado casi todos los impuestos y además han aparecido algunos nuevos.
  • En Sanidad ya no es gratuita y se ha creado una tasa de 5 euros por visita médica. También hay que pagar por los análisis médicos.
  • Uno de cada tres griegos vive por debajo del umbral de la pobreza y alrededor de 20.000 personas no tienen hogar.
  • La tasa de paro se ha triplicado hasta alcanzar el 21,8%. El desempleo juvenil supera el 50%.
  • Más de 100.000 negocios han tenido que cerrar.

Y lo más grave de este asunto es que la situación sólo puede empeorar en los próximos meses. Aunque la situación del país en sí es lamentable, me pregunto hasta qué punto se le puede exigir a Grecia más austeridad y más recortes. Es muy fácil tomar decisiones económicas de este tipo cómodamente trajeado desde una reunión y con un montón de cifras delante de la mesa ¿Realmente es consciente la UE de cómo está estrangulando al pueblo heleno?

Tal vez la única salida airosa que pueda tener este país sea declarar la suspensión de pagos y volver a empezar partiendo de cero. Muchos expertos aseguran que esa opción es aún peor y que una salida aislada de la crisis sería imposible. Sin embargo, la solución que proponen sólo genera pobreza y miseria en un país que se mira al espejo y no se reconoce a sí mismo.

En El Blog Salmón | Grecia protagoniza la mayor quiebra de la historia para un país desarrollado, Inminente declaración de quiebra en Grecia: costo de los bonos a un año llega al 1.006%
Imagen | fdecomite

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios