Compartir
Publicidad

El rescate de Cataluña: 2.000 millones de intereses en 10 años… ¿Es sostenible?

El rescate de Cataluña: 2.000 millones de intereses en 10 años… ¿Es sostenible?
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que el estado autonómico con la estructural actual es insostenible creo que es algo que está, más o menos, claro. Pero de vez en cuando aparecen cifras que despejan las pocas dudas que pueda haber. Es el caso de las referidas al rescate de Cataluña, que por los 5.300 millones de euros que recibirá para hacer frente a sus vencimientos de deuda más próximos tendrá que pagar sólo en intereses unos 2.000 millones en una década. ¿Alguien se cree que esto se puede sostener por mucho tiempo?

Hasta ahora, lo de los rescates de las autonomías se había convertido casi en una carrera de las comunidades para llegar antes de que se acabaran los 18.000 millones reservados por el Gobierno en el fondo extraordinario. Era más retórica que otra cosa. Sin embargo, tras la teoría llega la práctica con Cataluña. Realmente, ¿qué es ese rescate? Pues, más deuda a endosar a las próximas generaciones con la que pagar hoy las facturas de una estructura insostenible.

En concreto, Cataluña va a recibir 5.370 millones de euros para hacer frente a esos vencimientos de deuda (un 60 %) y el déficit que sufre en la actualidad. Será a un interés del 5,65 %, lo que supone pagar desde 2015 hasta 2025 unos 2.000 millones, según los cálculos de la Generalitat, lo que supone una media de 200 millones, más la amortización. El primer año el pago será de unos 300 millones de euros, pero ahora viene lo mejor: tendrá que ser “refinanciada”, según ha reconocido el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell. ¿Por qué? Porque los presupuestos no dan para pagar esa cifra.

Pero con eso no es suficiente para asumir el resto de las obligaciones contraídas por la comunidad autónoma. De forma paralela a la petición de este rescate financiero al Estado, que supone el 30 % del fondo para toda España, el Ejecutivo negocia con la banca española la refinanciación de la deuda que debe amortizarse en lo que resta de año.

Este ejemplo catalán es sólo uno de muchos en otras comunidades en un sistema que resulta a todas luces insostenible tal y como hoy lo conocemos. Pretender mantener la estructura de gastos actual, consecuencia del despilfarro de ayer, y, a la vez, practicar el equilibrismo mientras se pone la mano para que el Estado siga financiando no creo que se pueda mantener mucho en el tiempo. Pero, la pregunta es: ¿hasta cuándo se seguirá huyendo hacia adelante? ¿Cuántas patadas adelante se darán más?

Vía | El País
En El Blog Salmón | ¿Rescate sí o no? El arriesgado silencio del Gobierno, El fondo de rescate a comunidades: ¿Polémica por el reparto a la vista?
Imagen | danielkaempfe

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos