Sigue a El Blog Salmón

PIB trimestral de Francia 2005-2012

Aunque la mayor parte de la atención en el reciente recrudecimiento de la crisis del euro se ha centrado en España (y en menor medida en Italia, ante el total abandono a Grecia y Portugal), no hay que olvidar que Francia lleva bastante tiempo apareciendo en la foto de los países en problemas. De hecho, Francia puede ser muy pronto el próximo país en caer lo que dejaría a Alemania muy solitaria en el intento de contener la crisis.

Por eso no es nada menor que ayer Francia haya rechazado la propuesta presupuestaria del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y se negara a aplicar los recortes a los subsidios agrícolas. ¿Es que los de la Comisión Europea lo quieren demoler todo? Afortunadamente el ministro galo Jean-Marc Ayrault rechazó de plano la presión y se negó a aplicar los recortes que infligirían un grave daño a la producción agrícola. Poco antes, Van Rompuy tuvo otro traspié al recibir el rechazo británico. El Reino Unido se niega a hacer recortes y solamente congelará el presupuesto para el próximo año. Si bien esto equivale a una reducción, es menor que aplicar la receta que hundió a Europa en una nueva recesión.

Francia puede ser la próxima ficha del dominó en caer y de ahí que deba adoptar una actitud diferente a la dinámica viciosa que ha terminado barriendo con Grecia, Irlanda y Portugal, y que tiene muy en la mira a España. Porque aunque España se mantiene a flote por las apariencias y su escasa voluntad de reconocer los problemas, todo indica que seguirá el mismo derrotero de Grecia, Irlanda y Portugal. De ahí que el anunciado rescate, lejos de ser la tabla de salvación que piensan algunos, no hará más que certificar la derrota. Basta con ver lo que ha sido de Grecia, Irlanda y Portugal tras el “rescate”.

Esto es porque uno de los factores que se ha negado o, a lo menos, subestimado, es que la recesión conduce a obtener menores ingresos públicos. Y las políticas de austeridad amplifican este derrotero hacia un final peor. Se olvida el sentido común que indica que si la economía va en declive, las arcas públicas se reducirán. Por lo que si las autoridades las reducen a priori y ex profeso por la vía de los recortes, mayor será la caída real al sumar los deslizamientos simultáneos de los diversos sectores. Y si recordamos que el multiplicador fiscal no era 0,5 como el FMI hizo pensar durante tres décadas, sino de 1,7, más serio se pone el problema.

PIB trimestral GIPEIFA

Por eso es una buena noticia lo de Francia. Aunque este país no se encuentra en recesión, su evolución económica da cuenta de un estancamiento profundo con una tasa de crecimiento de 0,1 por ciento en los últimos trimestres. Esta cifra resulta muy confortable al compararla con los datos de los países GIPE que son mucho más alarmantes: Grecia sufre una caída de -7,2 por ciento, Portugal de -3,4 por ciento; España de -1,6 por ciento e Irlanda de -0,8 por ciento. Alemania es el único país que se mantiene por sobre la linea de flotación (ver gráfica) con un crecimiento que en el tercer trimestre llegó a 0,9 por ciento.

Por eso resulta muy ejemplar el rechazo de Francia al marco presupuestario que busca implantar la UE. Si las medidas de la UE, de la CE y del FMI, no han hecho más que hundir aún más a Europa, alguien tenía que tener la valentía de decir: Basta! Y no sólo con las huelgas masivas de las cuales Grecia, España y Portugal suman varias e importantes manifestaciones, sino con un reclamo de sus propias autoridades, de aquellos que han sido elegidos para defender los intereses de la gente por sobre los intereses particulares. Esto último es algo que suelen olvidar los líderes actuales. Sin embargo, ¿quien sabe? la negativa de Francia a los burócratas de la UE bien puede encontrar seguidores que cultiven el ejemplo.

En El Blog Salmón | La economía europea vuelve a la recesión en el tercer trimestre, Crisis avanza hacia Francia, Bélgica y Holanda

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios