Compartir
Publicidad

Grecia debe suspender pagos ya mismo

Grecia debe suspender pagos ya mismo
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguimos oyendo las voces catastrofístas sobre la situación económica precaria de Grecia y las críticas vertidas a su primer ministro, por haber anunciado un referendum. Que se enteren los políticos europeos escandalizados con este paso griego, y también los catastrofistas, que Grecia es una democracia, son los griegos los que están sufriendo las medidas exigidas por políticos extranjeros y son los griegos los que tendrían que sufrir las medidas que se les están exigiendo. Que decidan los griegos qué quieren y espero que también les informen que van a sufrir decidan lo que decidan. Como dijo Alejandro hace poco, Grecia tendría que tomar decisiones complicadas si dicen NO, aunque yo añadiría que tienen que tomar decisiones difíciles siguiendo el camino establecido por sus socios europeos. Hablaré sobre las consecuencias de una suspensión griega en un artículo proximamente.

Como dice correctamente uno de nuestros comentaristas, Arturo Pérez, incluso sin tener que pagar su deuda, Grecia debe hacer un ajuste importante para equilibrar sus cuentas públicas, cuentas que siguen en déficit. Añadiendo el pago de deuda acumulada a lo largo de décadas, como he hablado en estas páginas, impondría al pueblo griego una carga demasiada alta si les pedimos resolver estos problemas en tan corto plazo como les están exigiendo sus socios europeos. Con o sin quita, estas exigencias de tiempo son exageradas e inaceptables.

Hay una solución que mantendrá satisfechos a los que pensamos que el camino exigido a Grecia, incluso con la quita del 50%, es inaceptable para los griegos y que también mantendrá satisfechos a los que critican a Grecia por haber tenido la osadía de dejar decidir a su pueblo en un referendum. Esta solución es la suspensión de pagos inmediata de Grecia.

Yo estoy con Jeffrey Miron, profesor de economía de la universidad de Harvard que una suspensión de pagos de Grecia no tendría las consecuencias negativas tan catastrofistas como se dice, aunque no estoy de acuerdo con el profesor que una suspensión de deuda por parte de Grecia resultará automáticamente en su salida del Euro, como parece que también piensa Marco Antonio. No sólo eso, salirse del Euro no le resolverá el problema, como también he hablado en estas páginas.

Hace unos meses Remo nos dijo que Grecia nombra las palabra maldita "default", en ese caso, el gobierno griego estaba amenazando a sus compañeros europeos para que les den más dinero. Pues que lo hagan de una vez y así se sentarán con sus acreedores, como dije ayer:

Ya es hora de que los griegos se sienten con sus prestamistas y negocien entre ellos su deuda, como vengo pidiendo desde mucho en estas páginas. Cualquier acuerdo vendrá por la introducción de una quita, si es 50% de la deuda o más se vería, y también se acordaría un plazo de pago, que sería más largo que los miserables meses que les están dando ahora. Como se ha visto con estos casos en el pasado, tarde o temprano se llegará a un acuerdo.

Que los catastrofistas no se preocupen, si Grecia se sienta a negociar con sus acreedores, no será el fin del mundo de Grecia, ni de los griegos, ni del Euro, ni de Europa.

En El Blog Salmón | Grecia: consecuencias de una suspensión de pagos unilateral, Grecia pone fin a la pesadilla: prepara su divorcio del euro y el retorno al dracma, Grecia quiere referendum, ¡cunde el pánico! y ¿Qué tienen que ver los problemas de Grecia con el Euro?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos