Compartir
Publicidad

IU y sus críticas a la banca y los pagos a proveedores de los ayuntamientos, olvidando la Ley de Morosidad

IU y sus críticas a la banca y los pagos a proveedores de los ayuntamientos, olvidando la Ley de Morosidad
Guardar
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Izquierda Unida ha presentado una férrea crítica a todo el plan de pago a proveedores basando estas críticas en la conversión de deuda financiera que se pone en marcha y los intereses que se crean por estos préstamos entre las administraciones locales y las entidades financieras. Concretamente, el discurso de Izquierda Unida es que con este plan, quién gana es la banca y que se aumenta el coste a los ciudadanos por repercutir ese 5% de intereses.

Estas críticas, no tienen fundamento alguno y los dirigentes de Izquierda Unida deberían revisar la Ley de Morosidad de las Administraciones Públicas porque están olvidando que estos mismos intereses de demora ya existen y son mucho más altos que ese 5% que se ha fijado para las entidades financieras. La diferencia es que quién tiene que cobrarlos es la empresa deudora cuando proceda al cobro de la factura. Parece ser que Izquierda Unida, bien no conoce la existencia de esta ley, o bien considera que pagar intereses de demora a las empresas por las deudas pendientes es de “anarcocapitalistas y neoliberales”. Citando la Ley de Morosidad modificada en 2010 por el parlamento con el apoyo de Izquierda Unida:

La Administración tendrá la obligación de abonar el precio dentro de los treinta días siguientes a la fecha de la expedición de las certificaciones de obras o de los correspondientes documentos que acrediten la realización total o parcial del contrato, sin perjuicio del plazo especial establecido en el artículo 205.4, y, si se demorase, deberá abonar al contratista, a partir del cumplimiento de dicho plazo de treinta días, los intereses de demora y la indemnización por los costes de cobro en los términos previstos en la Ley 3/2004

Los intereses de demora que fija la Ley 3/2004 se sitúan actualmente en el 8%, por lo que ¡Oh milagro!, con el acuerdo de pago que hemos hecho, las administraciones públicas dejan de pagar un 8% de interés de demora a las empresas para pagarle un 5% a los bancos. Como todos podemos ver, el acuerdo es una barbaridad que sólo favorece a la especulación financiera y que lastra más aún nuestras cuentas públicas.

Corta memoria la que tienen los representantes de Izquierda Unida y más desconocimiento de la legislación vigente en este país.

En El Blog Salmón | Aprobado el crédito de 35.000 millones para pagar a las pymes
Imagen | IU Valladolid

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos