Compartir
Publicidad

La confianza en la economía española, en máximos de 15 años

La confianza en la economía española, en máximos de 15 años
Guardar
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mucho ha llovido desde el año 2001. La crisis golpeó de una manera que no se veía desde hacía mucho tiempo en España en 2008, llevándose por delante buena parte del estado de bienestar y millones de puestos de trabajo. No obstante, parece que el llamado “enfermo de Europa” ha vuelto a recobrarse y la confianza en su recuperación crece.

Así lo atestigua la Comisión Europea, que ha publicado este jueves el Indicador de Sentimiento Económico (ISE) de los países de la región, donde España obtiene una nota de 112,4 puntos, un nivel que no alcanzaba desde marzo del año 2001, cuando se estaba gestando la burbuja inmobiliaria.

Esta nota se la otorgan los consumidores y empresarios, que en diciembre del año pasado dejaban constancia de su confianza en que el país va por buen camino. Respecto al mes anterior, el crecimiento es de 3,9 puntos, uno de los mayores de la UE, donde la confianza se queda en 108,9 puntos. Es decir, los ciudadanos creen que a España le irá mejor que a la UE en conjunto.

En concreto, este buen sentir general se basa en el potencial de la industria, según la Comisión, si bien cabe tener en cuenta que este sector no es el que más peso tiene en el economía española, donde el turismo y la hostelería tiran del carro.

El CIS contradice a la UE

A pesar de estos datos optimistas que llegan desde Europa, ayer también se publicó la encuesta que realizó el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) antes de las elecciones, la cual revela que seis de cada diez españoles cree que la situación económica es mala o muy mala.

En España todavía quedan muchos frentes abiertos. El paro sigue siendo la gran preocupación del país, ya que está en un bochornoso 22%, una de las tasas más altas de la UE. A pesar de que el PIB crece, la economía real, la de andar por casa, todavía no consigue notar esa evolución.

Y el problema es que la recuperación puede quedarse atascada si el panorama político no se aclara. De momento ni se ha formado gobierno ni se espera que se haga en las próximas semanas. Las posiciones de los distintos partidos siguen muy alejadas y muchos son los que ya juegan con la idea de repetir las elecciones generales.

Un contexto que no juega nada a favor de la economía, como ya han expresado muchos economistas y líderes políticos. ¿Esta situación puede empujar a los partidos a dejar de lado sus diferencias y formar esa gran coalición que muchos quieren? El tiempo nos dará la respuesta, pero por ahora, parece muy improbable.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos