Compartir
Publicidad

Martín Varsavsky: "Qué deben hacer los países del sur de Europa"

Martín Varsavsky: "Qué deben hacer los países del sur de Europa"
Guardar
54 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El emprendedor empedernido argentino, Martín Varsavsky, ha escrito unas ideas sobre las políticas económicas que los países del sur de Europa deben considerar para salir de sus problemas. Su tésis principal es que lo que necesitan los países del sur de Europa no es austeridad pero reformas. Esto concuerda con lo que hemos dicho en estas páginas muchas veces. Aunque la austeridad es recomendable en muchos casos, para no pasarnos con el consumo desenfrenado, no conozco a muchos que piensen que la austeridad sea recomendable en estos momentos. La falta de acuerdo reside en cómo evitar la austeridad y qué reformas son necesarias.

Sr. Varsavsky nos da una lista de reformas que le gustaría ver, reformas que me gustan y que deben estar en la lista del nuevo equipo económico del próximo gobierno y resumo algunas de ellas a continuación, añadiendo comentarios que son sólo míos:

  • Que las empresas no paguen las cargas sociales de los empleados que se incorporen durante el 2012.
      Estas cargas, como son la seguridad social, sobre los sueldos de los trabajadores, incluyendo sobre los sueldos de los nuevos trabajadores se llaman, correctamente, un impuesto sobre el empleo y este impuesto desincentiva la contratación.

      Hay muchos tipos de impuestos que los gobiernos pueden introducir y estos no deben ser impuestos sobre la contratación de trabajadores, ni nuevos ni viejos trabajadores. Esta norma debe existir siempre y no veo la necesidad de suspender estas cargas durante 2012 como se propone, incluso con cuatro años de reintroducción. Deberían ser eliminados para siempre todos los impuestos sobre trabajadores, los nuevos y los existentes.

      La otra cosa que deben hacer es la eliminación de la llamada Seguridad Social, ya que es un impuesto más sobre la contratación y la idea de que es una caja mantenida en nombre de los trabajadores y protegida para pagar sus jubilaciones es una tontería. Primero, si quieren mantener este tipo de caja, mejor llenarla con ingresos de fuentes que no sean impuestos sobre los trabajadores. Segundo, no me creo que esta caja está protegida para el futuro ya que sólo tienen que invertir en bonos del Estado para demostrar que, al final, la caja está llena no de dinero pero de promesas de pago del mismo Estado.

      Finalmente, la eliminación de estos impuestos sobre trabajadores tendría dos impactos. Primero, reduciría el coste de contratación a las empresas con el resultado de que contratarían más. Segundo, si el empresario puede pagar una cantidad para contratar a un empleado, sin este impuesto la cantidad la pagarán directamente al trabajador, con el resultante incremento en los sueldos, algo que es muy necesario.


  • Hasta que el desempleo caiga por debajo del 12%, que el gobierno garantice el pago de las indemnizaciones por despido.
      Esta es una de las medidas que siempre causa problemas a los que la escuchan, ¿cómo es que piensas crear más empleo haciendo más fácil el despido?

      Cuando a mediados de 2006, escribí en estas páginas “facilitar el despido crea empleo“, España estaba disfrutando de un largo periodo de boom y es verdad que el nivel de desempleo estaba muy por debajo de lo que se está viviendo ahora. No obstante, seguía con un nivel de desempleo entre los líderes europeos y muy por encima del promedio europeo. Cuando estalló la burbuja se demostró lo poco sostenible que eran muchos de esos nuevos trabajos creados durante los buenos tiempos.

      La medida de subvencionar parte del coste del despido durante un tiempo para nuevos empleos es una buena forma de ayudar a esas empresas que están pensando contratar y poner en marcha el cambio del sistema. Es importante seguir en este camino de reducir los obstáculos a la contratación y uno de esos obstáculos es la falta de flexibilidad que existe para el despido.

      Los que se escandalizan cuando ven las palabras ‘despido’ y ‘eliminar obstáculos’ en la misma frase que se enteren que obstaculizar los despidos artificialmente no es la forma de reducir desempleo, como la experiencia española bien nos demuestra. Tampoco estoy hablando del despido libre sin exigencias y en países donde estos obstáculos son menos exigentes demuestran que su mercado laboral es mucho más dinámico y su nivel de desempleo es mucho más bajo de forma consistente.


  • Tener crédito disponible para las nuevas empresas.
      Esta propuesta también es aparentemente contra el sentido común, ya que pide que se aumente las financiaciones a nuevas y jóvenes empresas a niveles de interés mucho más altos de lo que se está viendo en el mercado. Está claro que nuevos negocios traen consigo más riesgo y, como conclusión, cualquier suministro de liquidez, en capital o en deuda, debe llevar más rentabilidad.

      El problema que tienen las nuevas empresas, no es que no quieren pagar el coste real de recibir financiación, el problema es que la financiación no existe.


  • Permitir a las empresas y a los trabajadores negociar la edad de jubilación.
      He hablado muchas veces en estas páginas de la necesidad de extender la edad de jubilación, como ya han hecho varios países europeos. Establecer una edad de jubilación fija para todas las empresas y para todos los sectores no tiene ninguna lógica y centralizar todo a través de las negociaciones trilaterales: gobierno, empresarios y sindicatos, es seguir el mismo camino fracasado de siempre.


  • Permitir permisos de trabajo a extranjeros con contrato de trabajo con sueldos de más de €50.000 al año.
      Esta propuesta sigue el camino de abrir el país a emprendedores y a ejecutivos con conocimientos que pueden ayudar económicamente al país. Es importante recordar que permitir la más fácil entrada al país de profesionales preparados y con experiencia trae un capital humano que el país puede aprovechar sin haber invertido en su desarrollo.


El artículo vinculado también tiene algunas recomendaciones sectoriales, sobre las farmacias, los notarios, las escuelas de conducción y las relaciones entre los inquilinos y propietarios que tienen el objetivo de abrirles a nuevos entrantes para hacerlos más competitivos y para facilitar su acceso a los consumidores. Todos muy buenos objetivos.

En estos momentos el nuevo partido del gobierno, estará pensando qué hacer para mejorar la situación económica del país y esta lista de medidas que nos trae Martín Varsavsky son muy interesantes. ¡Sr. Rajoy, debería considerarlas y aplicarlas!

Vía | Blog de Martín Varsavsky
En El Blog Salmón | La tarea de Rajoy: reformas audaces, rápidas y sin filtraciones y La cuadratura del círculo de Rajoy en materia de empleo: anote estas ideas también

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos