Obama cancela vuelos a la Luna para reducir el déficit

Sigue a El Blog Salmón

Obama_NASA


Demostrando que la situación deficitaria es compleja y que se requieren medidas de austeridad a gran escala, el presidente Barack Obama ha cancelado el emblemático programa Constellation, que tenía como objetivo retomar los viajes a la Luna a partir del año 2020 y establecer una plataforma espacial para los viajes a Marte previstos hacia mediados de siglo.

Este proyecto fue presentado por el presidente George W. Bush hace cinco años y pretendía crear una plataforma espacial habitada que facilitara los viajes de largo recorrido a la Luna, Marte y más allá. Sin embargo, un estudio ordenado por Obama el año pasado concluyó que el proyecto estaba en una trayectoria insostenible y que un nuevo viaje a la Luna no sería posible hasta el año 2028.

El cierre de este programa ha despertado la furia de muchos que creen que la NASA pasará a convertirse en “una agencia de sueños y cuentos de hadas”, cediéndole terreno a las expediciones espaciales que tienen programadas China, India y Rusia. Lo cierto es que este hecho no hace más que dar cuenta de la triste realidad del déficit estadounidense que alcanza el 11% del PIB y que amenaza la estabilidad económica y la aún precaria recuperación global.

En la presentación del presupuesto 2011, Obama señaló que esa gran deuda es producto de dos guerras altamente costosas y de una crisis financiera sin precedentes que obligó al gobierno a inyectar miles de millones de dólares al sistema para amortiguar sus efectos. Ahora viene la difícil operación de controlar un déficit que es cuatro veces mayor al considerado usualmente como sostenible. De ahí la necesidad de recortar todo proyecto que no genere un nivel de empleo aceptable y sustentable en el tiempo.

En el anuncio del cierre del programa espacial, Obama desafió a la iniciativa privada instándola a hacerse cargo de esos viajes. La estrategia privada, para Obama, “constituiría un audaz y nuevo enfoque de vuelos espaciales humanos que abarcaría la industria comercial, forjando alianzas internacionales, e invirtiendo con un enfoque más capaz de la exploración espacial”.

La propuesta de Obama, que debe ser dirimida en el Congreso, ha encontrado el rechazo de quienes piensan que esta pérdida de liderazgo en la conquista espacial se puede trasladar a otras áreas. En el proyecto Constellation ya se emplearon 9.000 millones de dólares y en su proceso de cierre habrá que invertir 3.000 millones de dólares adicionales. Aunque alguien dijo que “los déficit no tienen la menor importancia”, lo cierto es que están terminando con el sueño americano.

En El Blog Salmón | La década del fin del sueño americano, El fin de la hegemonía estadounidense
Imagen | thebadastronomer

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios