Sigue a El Blog Salmón

mapa_sudeste_asiatico_2005.gif


El conjunto de 11 países, Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Singapur, Tailandia, Timor Oriental y Vietnam, que conforman el Sudeste Asiático poseen una realidad macroeconómica muy diferenciada.

Si comparamos e intentamos agrupar las diferentes situaciones económicas de cada uno de estos países podremos decir que hay tres grupos en los que podíamos enmarcarlos según su actividad económica fundamental:

  • Los países con un fuerte sector agrícola.
  • Los países con una industria fundamental para su PIB.
  • Los países con un sector servicios cuantitativamente mucho más grande

Si hablamos del primer grupo estaríamos hablando de dos países, Laos y Camboy, su PIB cuenta en más de un 60% con las aportaciones de el sector agrícola; el segundo grupo lo conformarían Brunei y Malasia con un sector industrial que contribuye con un 50% a su economía y el tercer grupo lo formarían Filiponas, Indonesia, Singapur, Tailandia y Vietman donde los servicios también copan la mitad de sus economías.

Aunque no lo parezca el poder de la agricultura en la gran mayoría de estos países es enorme, se estima que en Laos o Camboya da empleo al 80% de la población, una gran cantidad trabajo que mueve gran parte de la economía del país. Hay que decir que estos países son tan agricultores también por que han conseguido producir gracias a sus determinadas condiciones un producto tan común como el arroz pero en sus diversas variedades, con lo que ocupan el primer ranking mundial de exportadores de este producto.

Un grave problema de la economía basado en un sector agricultor como ocurre en el Sudeste Asiático es que sus economías son muy dependientes de la climatología; si hace un mal tiempo y no se produce una buena cosecha de arroz en Laos por ejemplo, todo el país sufrirá gravemente las consecuencias. Cuánto más agricultor sea el país, de estos once en cuestión, más limitaciones tecnológicas demuestra y por tanto más volátil su economía y cercana a posibles desastres.

Lo más importante de este conjunto de países en la actualidad es que están intentando cambiar esta situación, intentando apoyarse en un crecimiento de los sectores secundario y terciario gracias a inversiones privadas que ven en su mano de obra barata una forma óptima de producción. La gran mayoría de ellos se han centrado en la construcción, la madera y en algunos países los componentes electrónicos empiezan a ser gran parte de su poder industrial. Como caso diferenciado tenemos a Brunei, Estado millonario dependiente del petróleo y que parece que no tendrá problemas de economía en al menos los siguientes 30 años.

Por último mentar a los países más ricos del Sudeste Asiático: Malasia y Singapur. El primero por que ha sabido concentrar una gran cantidad de poder monetario, muchos bancos importantes tienen en Kuala Lumpur su sede, sin olvidar el gran salto económica que va a dar con la celebración de las pruebas del mundial de Formula 1; el segundo por que posee un gran nivel de desarrollo de su sector servicios, sobre todo producido por el alto nivel de turismo que ayuda mucho al aumento constante del PIB, otro de sus puntos claves es que posee uno de los puertos comerciales más importantes del mundo haciéndolo fundamental para el desarrollo de la economía mundial.

Imagen | australtours

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario