Compartir
Publicidad

Multimillonario a los 17 años y con la cabeza bien alta

Multimillonario a los 17 años y con la cabeza bien alta
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A estas alturas del día probablemente os hayáis enterado de que Yahoo anunció ayer la compra de Summly, una aplicación móvil que resume noticias y enlaces, por $30 millones de dólares. Lo más llamativo de toda esta historia es que el fundador de la empresa, Nick D’Aloisio, tiene tan sólo 17 años.

Estamos así ante un chico que sin haber alcanzado todavía la mayoría de edad se ha convertido en multimillonario y que pasará a trabajar para una de las principales empresas tecnológicas del mundo cuando todavía no tiene el graduado escolar.

Este tipo de noticias le encantan a los medios. Hoy la mayoría han publicado algún tipo de noticia haciéndose eco de la adquisición y poniendo en un pedestal a Nick D’Aloisio por lo que ha conseguido a tan tempranada edad.

Y es normal que esto ocurra y hasta es probable que Yahoo buscase con esta compra, además de su tecnología, estar presente en las portadas de cientos de medios de todo el mundo. Pero hay un aspecto de toda esta situación que me tiene un tanto desconcertado: el hecho de que muchos medios triviliacen lo conseguido por Nick con 17 años de edad y escriban columna tras columna "invitando a otros a replicar su éxito":http://www.guardian.co.uk/theguardian/shortcuts/2013/mar/26/how-to-become-an-app-millionaire?CMP=twt_gu.

Lo peor de todo es que este éxito es medido por la mayoría de medios y columnistas en términos monetarios, como si se tratase de retar al resto de la sociedad a convertirse en multimillonarios antes de haber llegado la universidad o terminado el colegio. Y creo que ése no debería ser el mensaje o la conclusión que deberíamos sacar.

Lo admirable es que Nick D’Aloisio, con tan sólo 15 años, creó su primera empresa y llevó a la realidad esas inquietudes que muchos tienen a temprana edad. La clave, como se ha demostrado una y otra vez, no está en tener ideas si no en saber ejecutarlas y convertirlas en algo material que otros puedan utilizar o aprovechar.

Nick lo consiguió a una muy temprana edad y en el proceso se ha convertido en multimillonario. Pero esto no ocurre de la noche a la mañana. Dedicar años de tu vida a luchar por tus ideas, ejecutarlas y hacerlo de una manera efectiva es un proceso muy complicado. El 99% de la población no lo conseguirá pero unos pocos sí y serán considerados por muchos como los elegidos.

Si te conviertes en millonario a la vez que cumples tus deseos, mejor que mejor. En un país en el que se mira con mala cara al rico o al que ha ganado mucho dinero, deberíamos darnos cuenta del trabajo que hay detrás de cada proyecto para alcanzar dichas metas monetarias. Metas que, por otro lado, no deben de confundirse con aquellas que persiguen hacer lo que a uno le gusta, lo que le apasiona.

Más información | Yahoo! compra el servicio de agregación de noticias Summly

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos