Compartir
Publicidad

¿Cómo deben tributar Apple y las otras multinacionales?

¿Cómo deben tributar Apple y las otras multinacionales?
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras la decisión de la UE de que Apple debe pagar 13.000 millones de euros a Irlanda en concepto de impuesto de sociedades, los impuestos de Apple vuelven a ser motivo de conversación. Y es que todos sabemos que la compañía de la manzana es una máquina de hacer dinero y queremos nuestra parte.

Puede que queramos nuestra parte como inversores y tengamos dinero en ella. O tal vez como trabajadores y queramos que nos dé dinero dándonos empleo, como ha prometido Trump. O tal vez simplemente queremos que pague impuestos en nuestro territorio. Recientemente ha salido la noticia de que Apple en España ha pagado sólo diecinueve millones de euros en impuestos en diez años.

Porque pensémoslo de este modo, estamos hablando de una empresa que vende, salvo excepciones, los móviles y ordenadores personales más caros. Además tiene una gran tienda de música y aplicaciones. Se calcula que el volúmen de negocio en España es de 1.100 millones de euros. Parece poco.

Pero la pregunta que nos debe de ver, es que si los impuestos se pagan donde se genera el valor, ¿cuál es el valor que generan las dos empresas que tiene Apple en España? Tanto Apple Marketing Iberia y Apple Retail no son más que empresas que dependen de filiales en Irlanda.

Por comparación, BQ (mucho más pequeña) ha pagado seis millones de euros en impuestos desde su fundación e Inditex (que si es un gigante pero de otro sector) ha pagado 860 millones de euros en 2015 (algo que deberían de plantearse todos aquellos que critican a Inditex con su iPhone en la mano ¿quién contribuye más al estado del bienestar español?).

Eso no implica que Inditex no haya intentado reducir su factura fiscal, ya que tuvo que anunciar que dejaría de tributar desde Irlanda por la presión que hubo cuando salió la noticia que era el país que había elegido para su tienda virtual. Por otro lado, todavía sigue vendiendo desde Irlanda a algunas jurisdicciones.

Utilizando las legislaciones que da la UE y de EEUU

2390666040_5a9d52b896_o.jpg

Posiblemente haya llamado la atención que Apple esté usando la jurisdicción de Irlanda para pagar menos impuestos, pero hay que tener en cuenta que no sólo el impuesto sobre sociedades más bajo es lo único que Irlanda tiene que ofrecer a Apple (de hecho el impuesto sobre sociedades más bajos es en Bulgaria). El idioma inglés, junto con una fuerza laboral cualificada (y la capacidad de atraer a trabajadores de toda Europa), un buen marco jurídico y otros factores han hecho que otras muchas multinacionales utilicen Irlanda como base de sus operaciones europeas o incluso mundiales.

Otras empresas que han aprovechado la fiscalidad que les ofrece Irlanda son Google o Amazon. También se ha investigado el uso de Holanda por parte de Starbucks o de Luxemburgo por parte de Fiat. Lo que es normal que empresas de Estados Unidos a la hora de venir aquí opten por estructurar su negocio europeo del modo fiscalmente más ventajoso, pero creo que cuando es una empresa europea (Fiat o el mencionado caso de Inditex) nos duele un poco más.

Aún así las empresas norteamericanas también utilizan las distintas ventajas fiscales que les dan los estados. Google está incorporada en Delaware, al igual que otras muchas empresas. CitiGroup y Wells Fargo no hubieran elegido Sioux Falls en Dakota del Sur si no fuera por las ventajas fiscales que les da este estado. Cuando hay competencia, cualquier soberanía fiscal es trichera. Lo cual a muchos les puede parecer injusto.

Ahora supongamos que conseguimos igualar todos los tipos de sociedades en prácticamente todos los países del mundo (seguramente Corea del Norte querría hacer excepciones), ¿dónde debería de tributar una empresa multinacional para que fuera justo?

Justo no lo sé, pero complicado...

Volviendo a Apple ¿dónde se genera el valor de los productos que vende? Los iPhones se fabrican en China por parte de empresas especializadas, como Foxconn. Pero por lo que lo que pagamos no es por un teléfono Made in China, ya que casi todos se hacen allí.

Así que cuando se compra un iPhone se paga principalmente por la calidad de la fabricación, el diseño y por el software. Porque la verdadera diferencia entre un iPhone y un móvil con Android está en el software y en los valores añadidos de Apple frente a los de Google en el mismo. Por eso el mayor centro de valor de Apple está en Cupertino, California. Ese es el motivo por los que los sueldos que paga Apple en California son mucho más altos que los que paga en cualquier otro lugar.

La pregunta es ¿dónde debería de tributar Apple si todos los tipos del impuesto de sociedades son iguales? En el fondo un iPhone vendido en una tienda en España no proporcionaría beneficios sólo a Apple España, sino también a la manufactura en China y al diseño en California. ¿Dónde sería justo que tributaran los beneficios de este iPhone? ¿En California dónde se diseñó? ¿En China dónde se fabricó? ¿O tal vez en España dónde se vendió? Lo único que queda claro es que el IVA se quedaría en España, pero nada más.

Incluso si el tipo del impuesto sobre sociedades en España fuera igual en toda la UE y el iPhone lo hubiéramos comprado por Internet ¿creemos que el impuesto de sociedades se pagaría en España? Muy posiblemente no. Lo más probable es que Apple tuviera una única tienda en toda la UE que sería más fácil de gestionar. En ese caso la tendría en el país que le saliera más a cuenta. Tal vez Irlanda por sus ventajas, tal vez un país con menores costes laborales como Eslovaquia.

No es de extrañar que las multinacionales utilicen la parte fiscal como modo de decidir esto, al fin y al cabo su objetivo es hacer dinero, no asignar del mejor modo posible los impuestos entre jusrisdicciones que no son capaces en ponerse de acuerdo en aquello en lo que quieren.

En El Blog Salmón | ¿Por qué no es aceptable la respuesta de Apple tras la multa de la Comisión Europea?, ¿Dónde va el dinero que las multas de la UE?

Imagen | TooFarNorth
Imagen | rockcohen

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos