El concurso de Marco Aldany: hipótesis a pelo

Sigue a

Ayer se hizo público el concurso de acreedores de Marco Aldany, la mayor cadena española de peluquerías: 400 peluquerías y 4.000 estilistas. La empresa estaba en preconcurso desde septiembre, y el asunto pinta feo, pues no estamos hablando de problemas de liquidez, si no de un agujero patrimonial de 20,4 millones de euros. Algunos, como Gurusblog, se han sorprendido un tanto por la noticia, al tratarse de peluquerías de bajo precio, siendo el corte de pelo un negocio recurrente entre los recurrentes. Yo no tanto, y os explico mis hipótesis sobre el concurso de Marco Aldany

Ciertamente, y en el entorno que le rodea, uno no deja de ver la apertura de nuevas peluquerías de barrio. Los que conocen el sector me comentan que las barreras de entrada son escasas, que muchas provienen de antiguos empleados de otras que cierran o que se lo montan por su cuenta sin ser conscientes de lo que implica un negocio propio. Por ello muchas cierran al poco tiempo. Pero mientras tanto hacen pupa vía competencia y hundiendo los precios (a lo que añadimos las peluqerias “desreguladas” a domicilio). Todo esto habrá afectado a Marco Aldany, pero es que la esencia del problema es que Marco Aldany no es una peluquería.

Lo que ha entrado en concurso es The Chic Corporation Worldwide SL, la sociedad que gestiona, entre otras la franquicia de Marco Aldany. Y más de 300 de esas 400 peluquerias son franquicias. Desde su inicio Marco Aldany dejó de estar centrado en las peluquerías para estarlo en la venta de franquicias: cánones de entrada, de formación, de publicidad, royalties, distribución de productos de belleza a través de los franquicias, etc. Un negocio relacionado con la peluquería, pero no una peluquería.

Cuando las cosas iban bien (MA fue fundada en el 97, aprovechando el knowhow del negocio familiar) era relativamente sencillo encontrar inversores en franquicias: financiación fácil, mercado inmobiliario al alza predispuesto a las garantías hipotecarias, gente con ganas de emprender y con retornos fáciles e inmediatos, etc. Pero en cuanto esas variables desaparecen ya no es tan sencillo vender franquicias. Y a esa estructura centralizada hay que darle de comer, lo que resulta complicado sin la incorporación de nuevos socios.

Alguno pensará en los ingresos recurrentes. Decían en Gurusblog que el pelo crece todos los días. Es posible que así sea, pero hay formas y formas de cortarse el pelo. Y de consumir en una peluquería. Entiendo que buena parte del negocio en las peluquerías de Marco Aldany se basa en la venta de productos complementarios. Intuyo que eso ha caído drásticamente, tanto como los productos o servidos más caros, así como la frecuencia de paso por centro. Teniendo en cuenta que esto eran los ingresos recurrentes de la central la cosa no lucía bien.

El futuro parece incierto para Marco Aldany. Y cuando digo Marco Aldany me refiero no solo a la central franquiciadora. Las franquicias, por mucho que ahora marquen claramente su perfil diferenciado, no dejan de estar afectadas por la posible desaparición de la propietaria y gestora de la marca.

Ya digo que son sólo hipótesis, pero no creo estar muy lejos de la raíz del asunto.

Vía | El Mundo
Más información | Marco Aldany
En El Blog Salmón | Superchollo: RE/MAX busca 500 agentes en España

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios