El fracaso del Citi

Sigue a El Blog Salmón

el poder de citigroup

La verdad es que la historia de los últimos años del Citi es la historia de un fracaso contra todo pronostico. Viene a ser como esos casos que todos hemos conocido de chicos con un brillante futuro, inteligentes, simpáticos, amables, trabajadores, con pasta, formación, etc…y que sin embargo se acabaron dando galletas de consideración en su vida. Hablo de gente que no supo aprovechar las múltiples oportunidades que el destino les brindó.

Cuando hablo del Citi no me refiero en exclusiva a lo que conocemos en España, que es una pequeña parte, Citibank, Citifinancial, Citisoluciones y poco más. Citigroup es el principal grupo financiero a nivel mundial. En mi opinión, se trata de la marca financiera de referencia en el globo terráqueo, lo cual ya es un activo brutal. Citigroup es el resultado de la fusión, o más bien absorción por parte de Travelers del gigante Citicorp-Citibank. Gigante al que lógicamente pillo dormido y con problemas. El líder de Travelers, Sandy Weill era el típico selfmade man norteamericano, el típico magnate que empezo desde abajo y convirtio al grupo Travelers, un conglomerado de empresas aseguradoras, en una maquina de comprar compañías, de facturar y de obtener beneficios. Entre sus activos estaba Primerica, que viene a ser una fuerza de distribución multinivel de productos financieros. Aquí en España Primerica es conocida como Citisoluciones.

El sueño de Sandy Weill, tal y como recoge acertadamente Cinco Días, era lograr que ese gran grupo financiero se convirtiese en un supermercado que abasteciese de cualquier producto financiero a cualquier cliente. Ese concepto es algo que a los europeos, y a los españoles concretamente, ya nos suena. E lo que hacen nuestros Bancos, Banca Universal, distribución de seguros, renting…etc…La misma entidad financiera te lo coloca todo. Era algo novedoso sin embargo para el mercado de EEUU, donde las entidades financieras estaban muy especializadas, dedicándose cada una a un tipo de producto, a un segmento de población muy concreto, etc. Incluso esto se veía reforzado por leyes que establecían limitaciones a la concentración de empresas bancarias y aseguradoras. Estas limitaciones legales han ido cayendo, pero no tanto la tipología de la es entidades, como la crisis subprime ha puesto de manifiesto. Y es que las entidades que practican el monocultivo de producto son sumamente vulnerables. La diversidad te hace fuerte.

Lamentablemente el Citi no ha cumplido el sueño de esa integración de sus negocios. Charles Prince, el heredero de Sandy, ha fracasado en ello, a pesar de algunos intentos. Lo cierto es que en el conglomerado financiero no se aprovechan las múltiples sinergias que generan las distintas unidades de negocio. Incluso hay, quien achaca la crisis a ese tímido intento de integración, buscando recuperar la total independencia. Una pena, de haberlo realizado, no solamente se hubiese acercado al modelo europeo. Lo hubiese superado ampliamente, dado su carácter de negocio mundial. Su potencial era enorme.

Suerte a Rubin, aunque me temo que la segunda oportunidad que la Historia le dio al Citi tras su primer traspiés con la aparición de Travelers no se repetirá. Hay nuevos jugadores y muy ambiciosos. Quien te ha visto y quien te ve. No aprovechas la fuerza de tu gente.

Foto | Manamanah

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios