Estructura de las empresas japonesas

Sigue a El Blog Salmón

Estructura de las Empresas Niponas

Nuestro conocido amigo Kirai, que de Japón ya sabe algo, ha publicado recientemente dos interesantísimos artículos sobre la estructura de las empresas japonesas cuya amena y sencilla lectura recomendamos fervientemente.

Algunas de las conclusiones que se pueden obtener de estas anotaciones son:

- Estructura vertical de las empresas niponas, existiendo hasta 5 niveles jerárquicos. – Burocracia administrativa. Cualquier nuevo cambio, idea o decisión siempre debe ir por escrito y pasar por distintos departamentos. – Íntimamente relacionado con lo anterior es que los canales de información y comunicación (oficiales) están perfectamente definidos y son siempre verticales. (si bien existen unos canales de información extraoficiales y horizontales que permiten asegurar que antes de iniciar un cambio y su consecuente tráfico burocrático, este cambio será exitoso o tendrá resultado) – Rigidez de las empresas – Lentitud de cambios – Efectividad de las decisiones (menos probabilidades de equivocarse, una vez que se ha tomado una decisión)

Muchos economistas y estudiosos de la administración de empresas se han cuestionado en muchas ocasiones de la idoniedad de este sistema japonés.

Lo cierto es que la economía nipona es una de las más fuertes y competitivas del mundo. Eso no lo niega nadie. Puede que para nuestra cultura occidental este sistema de trabajo y estructura suene tremendamente duro y rígido como una piedra, impersonal e incluso frío, pero nada más lejos de la realidad, este sistema está muy relacionado con la forma de ser y cultura oriental, más en concreto japonesa.

Los nipones son personas muy disciplinadas, que valoran mucho más la estabilidad que el riesgo y están dispuestos a entregar su vida por el trabajo. Esto es, vivir para trabajar, en lugar de trabajar para vivir.

Quizás teniendo en cuenta los anteriores factores sea más fácil entender esa dura estructura y jerarquía de las empresas.

No obstante, y salvando las barreras culturales, desde mi humilde punto de vista, encuentro un problema fundamental al sistema; Según kirai, “Normalmente el sistema es muy estricto y vas subiendo niveles simplemente en base a la antigüedad, no hay peligro de que venga alguien “super listo” y te supere.”

y esto para mi tiene dos importantes críticas: la primera es que el sistema no es justo, ya que no premia a quien más se esfuerza, o al más inteligente, o al más brillante, sino que premia al que más tiempo lleva en la empresa sin importarle excesivamente sus méritos o
calidad intelectual. Es decir, el sistema se rige tan sólo por un criterio temporal, como la cola de un supermercado.

En segundo lugar, y correlativo a lo anterior, el sistema se convierte en una maquinaria lenta y pesada que ante determinados importantes cambios en el entorno puede no adaptarse con precisión hasta el punto de llegar a su destrucción… tanto, que como nos comenta Héctor: “hay empresas que están empezando a buscar el equilibrio y están adoptando ciertos modelos basados en filosofía americana (Toyota) o europea (Nissan)”

Leer artículo 1 | Leer artículo 2

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios