Compartir
Publicidad

La burbuja sigue pinchándose: Alteco y Mag Import, dos colosos del ladrillo, en concurso de acreedores

La burbuja sigue pinchándose: Alteco y Mag Import, dos colosos del ladrillo, en concurso de acreedores
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Ayer tuvo lugar el quinto mayor concurso de acreedores de la historia de nuestro país y los involucrados no podían ser otros que empresas vinculadas al ladrillo: Alteco y Mag Import, dos importantes accionistas de la principal inmobiliaria de Francia, Gecina, de la que controlan el 31 % de su capital. La caída de estos dos titanes demuestra el hundimiento del sector de la construcción en nuestro país y como la avaricia no es un buen compañero en los negocios.

El concurso de acreedores de estas dos firmas es bastante particular, ya que acumulan un pasivo de 1.625 millones de euros. Sin embargo, a pesar de que estas sociedades estaban al corriente de sus pagos, el banco galo Natixis les ha bloqueado la posibilidad de renovar un crédito sindicado en el que participaban, lo que no les deja otra opción que declarar este inusual concurso de acreedores.

Con su caída, Alteco y Mag Import dejan colgadas importantes deudas con numerosas entidades bancarias: la propia Natixis (264 millones), Banco Popular (264 millones), Bankia (234 millones) NCG Banco (217 millones), Royal Bank of Scotland (212 millones) y el Banco de Valencia (16 millones). En su conjunto, los bancos españoles nacionalizados ven como se esfuman por arte de magia 467 millones en este impago.

Y justo en este punto, si España fuese un país serio, la justicia iría a por Joaquín Rivero y a por la familia Soler, propietarios de estos dos colosos en llamas y responsables de la debacle financiera de sus entidades, que se trasladará al sistema financiero y, dado que este está intervenido, al Estado español, que es el que finalmente asumirá las pérdidas. Pero tranquilos, no me llaméis ingenuo que ya se que esto jamás pasará.

El hundimiento del sector de la construcción en España es más que evidente. La burbuja sigue desinflándose y el número de empresas que sobreviven a su estallido es ya prácticamente residual. No en vano, no podemos olvidar los grandes fiascos empresariales de Martinsa Fadesa en 2009, con 7.000 millones de euros de deuda, o de Hábitat un año antes, con un agujero de 2.840 millones.

Vía | El País
En El Blog Salmón | ¿Es el concurso de acreedores la solución para las familias en crisis?, Luces y sombras de los procedimientos concursales y Métodos y Herramientas en un procedimiento concursal
Imagen | Kyezitri

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos