Compartir
Publicidad

Las altas esferas de Apple tiemblan y aparecen las dudas

Las altas esferas de Apple tiemblan y aparecen las dudas
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Ayer a última hora saltó a los medios de comunicación una bomba informativa referida a importantes cambios en la cúpula directiva de Apple. Estos cambios consisten en la salida de la empresa de Scott Forstall, vicepresidente del sistema operativo iOS presente en los laureados iPhones y iPads, y de John Browett, vicepresidente senior de las tiendas físicas de Apple. La noticia, que podría pasar desapercibida si se tratase de cualquier otra empresa, no lo hace en la compañía de la manzana, aún inmersa en un proceso interno de renovación y adaptación tras el fallecimiento hace un año de su fundador y estandarte Steve Jobs.

La explicación suministrada por Apple al respecto señala que estas medidas buscan un cambio de rumbo de la compañía en ciertos aspectos importantes de cara a su futuro, así como “incrementar la colaboración entre Hardware, Software y Servicios”. Sin embargo, los rumores vuelven a aparecer en la empresa de Cupertino para dejar entrever otros motivos que habrían podido justificar la salida de la compañía de estos dos señores, sobre todo de Forstall.

Y es que el nombre de Forstall, una de las manos derechas de Steve Jobs y hombre fuerte de Apple, ha sonado en numerosas ocasiones como posible futuro CEO de la compañía. Su comportamiento radical, maniático y poco comunicativo se asemejaba bastante al de Jobs, hasta el punto de que muchos veían en él a un sustituto visionario a su imagen y semejanza.

Quién sabe, quizás el actual CEO de Apple, Tim Cook, haya decidido deshacerse de un plumazo del que podría llegar a convertirse en su rival para estar al frente de la empresa. Lo curioso, sin embargo, es que Forstall permanecerá como asesor personal de Cook, quizás con el objetivo de atarle para que no se lleve la valiosa información que posee de la compañía a la competencia.

El segundo motivo que podría justificar la salida de Forstall se centra en las últimas polémicas en lo que se refiere a dos de los símbolos del sistema operativo iOS: la gestión de Siri, el asistente por voz de iOS, y la desafortunada decisión de eliminar Google Maps de los dispositivos de la empresa para sustituirlos por la aplicación Maps, creada por la propia compañía y repleta de fallos. Hasta tal punto llegaban los errores de esta aplicación que el propio Cook tuvo que pedir disculpas públicas en una carta, la cual se negó a firmar Scott, que además culpaba a su equipo de ingenieros de este error.

Sea como fuere, esta decisión pone de manifiesto que el gigante tecnológico Apple aún se encuentra inmerso en la remodelación de su cúpula tras el fallecimiento de Steve Jobs. Nadie dijo que reemplazar a una figura con tanto carisma fuese fácil. Los ejecutivos que se quedan en la empresa, Jony Ive, Bob Mansfiel, Eddy Cue y Craig Federighi, pasarán a contar con mayores responsabilidades y con mayor peso en la empresa, asumiendo los roles de los ausentes Forstall y de Browett.

Las preguntas que debemos hacernos tras conocer la noticia son: ¿se avecinan cambios importantes en las estrategias futuras Apple? ¿Hasta qué punto es la estela de Jobs, que seguramente no habría permitido la salida de Forstall, insustituible en la compañía? A mi parecer el futuro de la empresa sigue siendo brillante pero ya veremos con el paso del tiempo si la misma ha tocado techo o si sus resultados aún pueden mejorar un poco más.

En Applesfera | ¡Importantes cambios en las altas esferas de Apple! Scott Forstall y John Browett abandonarán la compañía, ¿Quién es Scott Forstall?
En El Blog Salmón | Odiar o no odiar a Apple, esa es la cuestión, Apple domina su sector, no siempre fue así, Apple, enemigo número uno de Nokia
Más información | Apple Press Info

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos