Tata, una empresa que no nació para ganar dinero

Sigue a

tata


Se suele pensar que la gente monta empresas para ganar dinero, pero ese no fue el caso de Jamsetji Tata cuando decidió crear la empresa que lleva su apellido allá por 1868. El detonante fue la humillación sufrida cuando se le prohibió la entrada a uno de los hoteles más lujosos de la por entonces joya del imperio británica. Entonces decidió construir el hotel más lujoso del país para que pudieran entrar los indios.

Así construyó el Hotel Taj Mahal de Bombay, que fue el germen de la cadena de hoteles Taj que actualmente posee más de 60 establecimientos.

Pero los hoteles no son más que una parte del grupo de empresas Tata que abarca casi todos los sectores imaginables: automóviles, relojes, siderurgia, financieras, compañías eléctricas, fertilizantes, químicas, editoriales, té, software,… La empresa supone más del 3% del PIB de la India y se compone de un centenar de compañías.

Igual que en su origen, lo que guía a Tata actualmente no es la maximización de los beneficios. Su gestión se basa en los cuatro fines del hinduismo: kama (amor), arhta (trabajo y negocio), drama (sentido del deber) y moksha (liberación del dolor y de la ignorancia). Que se traslada en una gestión empresarial en torno a la integridad, conocimiento, calidad, unidad y responsabilidad.

Esta filosofía explica que dos terceras partes del capital del holding esté en manos de tres fundaciones de la familia que destinan todos sus beneficios a obras sociales para ayudar a los más desfavorecidos.

Más | Web del grupo Tata
Más en El Blog Salmón | ¿Hay que pedir reciprocidad a la India? y Tata compra Jaguar y Land Rover

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios