Síguenos


Vueling ha presentado un plan de expansión que deja atrás el concepto de aerolínea low-cost que tan buenos resultados le ha dado hasta ahora. La semana pasada, la aerolínea anunció el cambio de estrategia bajo el lema “Soñar, Volar, Crecer”, programa de expansión que incluye la ampliación de rutas hasta cubrir 100 destinos, la adquisición de aviones nuevos, la prestación de más y mejores servicios a bordo y unas nuevas tarifas que cubran todo esto.

Vueling quiere recuperar la segmentación de “Business Class” frente a Turista en sus vuelos, dado que se crea una nueva Tarifa Excellence para los los asientos delanteros. Esta zona, tendrá asientos más espaciosos, wifi y mantiene el sistema dúo que deja libre el asiento central de las primeras filas. Como vemos, la segmentación tarifaria de los aviones genera una ruptura completa con el concepto low-cost de aerolínea, al menos, tal y como entendemos ahora el concepto de bajo coste.

El movimiento es un movimiento de reconversión de la aerolínea a una compañía de vuelos regulares, que persigue usar el aeropuerto de El Prat como núcleo de interconexiones para pasajeros nacionales e internacionales y que dejará el tuteo al pasajero para comenzar a usar el usted. Esta apuesta de futuro de Vueling se traducirá en un cambio en la política de tarifas que ya se ha puesto de manifiesto en la aerolínea a lo largo de este año, dado que ha incrementado progresivamente los precios de sus trayectos, el coste por reserva de asiento o el coste adicional por el pago con tarjeta de crédito.

Ahora mismo, Vueling es una compañía que está en un crecimiento importante, que transportó en 2011 más de 12 millones de pasajeros y que puede cerrar el año por encima de los 14 millones de pasajeros transportados (lleva transportados a septiembre de 2012 11,6 millones de pasajeros). Estas cifras, junto con el cambio de tarifas, le permitirán a la aerolínea cerrar el ejercicio en beneficios, tal y como ya cerró en 2011 con un beneficio neto de 10 millones de euros.

Aún así, la compañía está perdiendo peso en el panorama nacional, a favor fundamentalmente de Ryanair, tiene horarios bastante deslocalizados para la mayoría de aeropuertos nacionales en los que opera, como pueden ser Sevilla, Coruña o Granada y parece que entrega el mercado nacional a favor de los vuelos europeos. Cambio agresivo que analizaremos cuando la aerolínea presente las tarifas de la temporada de primavera-verano de 2013, pero podemos asegurar que a partir del año que viene, tendremos una low-cost menos dentro de los vuelos regulares.

En El Blog Salmón | La low cost de Iberia o Vueling deben reaccionar rápido ante la caída de Spanair, Vueling y la competencia desleal de Spanair

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios