Compartir
Publicidad

Youtube, ¿qué cambió desde la compra de Google?

Youtube, ¿qué cambió desde la compra de Google?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Fue en octubre de 2006. La factura: 1.650 millones de dólares. La operación de compra de Youtube revolucionó la escena tecnológica. Ahora, algo más de ocho años después la plataforma se ha consolidado, aunque con una competencia más intensa si cabe. Pese a resultar una 'ganga', tras el rendimiento ofrecido en volumen de negocio, sigue sin ser rentable para la compañía fundada por Page y Brin.

En 2006 la compra estuvo muy marcada por la importante cantidad de pretendientes de la compañía. Microsoft, Yahoo o Viacom son algunos de los que mostraron su interés. Un interés que a buen seguro marcó la cifra final. De hecho, unos años después el entonces CEO, Eric Schmidt, admitió que el valor 'real' se estimaba entre los 600 y 700 millones.

Con esos mil millones de dólares de sobreprecio por el vivo interés de otros competidores, fue una compra importante. La más destacada hasta la fecha para la compañía del buscador. Sin embargo, analizándolo con perspectiva es una de las mayores 'gangas' de los últimos tiempos en el sector. Youtube ha aportado miles de millones de dólares en ingresos a la compañía y un envidiable posicionamiento en el segmento de vídeo.

Esos miles de millones de dólares, ¿se han convertido en beneficios para Google? Según Wall Street Journal, no lo es. Pese a lograr 4.000 millones de facturación en 2014 (un 25% más que un año atrás). El altísimo coste de distribución de ese contenido es su principal peaje. No hay que olvidar otros desembolsos para conseguir que algunas de sus 'estrellas' no abandonen la plataforma.

Ahora, el campo de juego del vídeo y su negocio está, probablemente, más competido que nunca. Los servicios bajo demanda (Netflix, Amazon y demás compañías), las redes sociales (Facebook y su servicio de vídeo, Twitter, Instagram...) están ahí empujando fuerte y contribuyendo a descentralizar el sector.

Muchos son los retos que tiene el equipo de Youtube por delante para seguir manteniendo el cetro del negocio del vídeo, cada vez más ambicionado y competido. Esos retos implicarán más inversión (en contenido propio, en mejorar el servicio) y, por tanto, no será sencillo que esos miles de millones de dólares de ingresos publicitarios alcancen para obtener números negros. Aunque para una compañía con un negocio de 66.000 millones tan sólo en 2014 y beneficios de 14.000 millones probablemente éste no será un problema acuciante.

En El Blog Salmón | Y YouTube mató a la MTV, Confirmado: Google Compra YouTube
Imagen | jonsson

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos