Sigue a

dinero

Este fin de semana se ha conocido que Izquierda Unida está preparando un proyecto de Banca Pública para ser presentado en el Congreso de los Diputados antes de que acabe el año. El objetivo es convertir el ICO en un banco directo a través de las oficinas del Banco de España o de las oficinas postales, con objeto de hacer llegar el dinero a la “economía real” y saltarse así el paso intermedio de los bancos privados.

La pregunta está clara: ¿sirve esto de algo? ¿Mejoraría la circulación de dinero? ¿Es posible? Personalmente creo que todo esto es un disparate y voy a argumentar por qué.

Primero, venimos de unos años en los que nadie proponía crear una Banca Pública. ¿Por qué? Porque el dinero fluía con mucha facilidad. Los créditos llegaban a todo el mundo. Justo como pretenden en IU. ¿Resultado? Se dieron demasiados créditos, a empresas y personas que no pudieron pagarlos cuando la situación macroeconómica empeoró. Intentar salir de la crisis dando créditos a lo loco es una chapuza. Precisamente ahora es cuando los créditos se dan con más cautela. Cuando España debe adaptarse a un modelo de crecimiento basado en el ahorro y no únicamente en el crédito. Ese es el buen modelo de crecimiento y lanzar una Banca Pública que de créditos con más facilidad que la Banca Privada puede llevarnos a una segunda crisis financiera.

Segundo, ¿para qué necesitamos bancos públicos? Ya tenemos algo parecido que son las cajas. Es cierto que no son públicas, pero no tienen accionistas y están controladas por los políticos. Así que en la práctica están haciendo dicha función que reclama IU. ¿El resultado? Que están bastante peor que los bancos, puesto que han dado más créditos a lo loco que la banca privada, debido a que no sólo pensaban que el crecimiento era infinito (como todo el sector) sino que además daban créditos por otros intereses (políticos).

Tercero, ¿queremos arruinar al país? Porque si no es así habrá que tener unos requisitos a la hora de conceder préstamos. Y entramos de nuevo en el supuesto origen del problema, la concesión de créditos más moderada. Si creamos una Banca Pública que haga lo mismo que la Banca Privada no ganamos nada, y si concede créditos alegremente ponemos en riesgo el propio banco, es decir, a todo el país. ¿No hemos aprendido nada de lo que ha pasado en los últimos años?

En definitiva, lo que hay que hacer es atar más corto al sector bancario para que no conceda créditos alegremente y no sean necesarios más rescates. Tenemos que fomentar la cultura del ahorro, tanto en las familias como en las empresas, para que nuestro crecimiento sea más sostenible. Y no tenemos que volver a crecer vía crédito desmesurado. Esta propuesta va en contra de todos estos puntos, y por tanto me parece muy desacertada.

En El Blog Salmón | El sector público no puede montar bancos
Vía | IU
Imagen | randradas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios