Bancos chipriotas abren sus puertas aplicando severos controles de capital

Sigue a

Sucursal del Laiki Bank

Sucursal Laiki Bank

Hoy abren sus puertas todos los bancos chipriotas que han estado cerrados desde el 15 de marzo para evitar la fuga masiva de capitales. Y su apertura será trasgrediendo el Tratado de Maastricht al imponer serios controles a los flujos de capital. Recordemos que el Tratado de Maastricht, creador de la eurozona, otorgaba un mandato con orden de Ley a la libre circulación de capitales entre los países de la eurozona. Esto indica que la eurozona ha cambiado mucho más de lo que parece, y que Chipre será el primer país donde el Tratado de Maastricht desaparece. Y todo indica que no será el único.

La apertura de la banca chipriota se hace con severas restricciones para la fuga de capitales que, por lo visto, ha pasado a ser el principal problema no sólo de Chipre sino de toda la Unión Europea. Parte de estas restricciones implican un retiro máximo de 300 euros diarios, un limite a las transferencias al exterior de 5.000 euros y un máximo de 1.000 euros en efectivo a los viajeros que salen de la isla.

Aunque aún no se sabe si el Laiki Bank abrirá sus puertas (este banco desaparece en la nueva etapa europea), las cuentas de los depósitos por debajo de 100.000 euros se han transferido al Cyprus Bank, mientras que las cuentas con depósitos superiores a 100.000 euros han sido confiscadas y sus ahorrantes pueden perder un 80% de su valor. Esto indica que la eventual apertura del Laiki Bank sería simplemente cosmética. A partir de la próxima semana las 300 sucursales del Laiki distribuidas en diversos países europeos comenzarán su proceso de cierre.

Por eso que la apertura de los bancos chipriotas puede tener un efecto dominó que se revierta hacia toda la banca europea por el temor a la aplicación de restricciones en otros países. Parte de este miedo lo refleja la fuga de capitales y el prolongado descenso de las bolsas europeas que han encadenado cinco sesiones a la baja. El índice español ha vuelto a descender por debajo de los 8.000 puntos (ayer cerró en los 7.900) tal como lo hizo hace exactamente un año. Y no hay opciones para un repunte milagroso.

La fuga de capitales puede abrir paso a un colapso total del sistema financiero europeo y de ahí que se comiencen a instalar barreras de contención que impidan una fuga masiva de capitales. Se trata de evitar una situación tipo efecto dominó que causaría inestabilidad en todo el sistema y generaría un complejo riesgo sistémico. Este nuevo problema se añade al desempleo, la recesión, la deuda y el pago de intereses. Europa entra en una nueva fase de la crisis y el círculo comienza a cerrarse

En El Blog Salmón | Chipre será el laboratorio europeo para la jibarización de la banca, Corralito en Chipre
Imagen | Trowbridge Estate

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario