Cinco razones para dudar de la buena fe de la reforma de las Diputaciones

Síguenos

reforma diputaciones


Cuando los dos partidos más votados se ponen de acuerdo, PP y PSOE para reformar alguna ley importante, hay que hacer saltar todas las alarmas, por el mero hecho de que no se pueden confiar en ninguno de ellos. El último acuerdo que se ha puesto encima de la mesa ha sido la reforma de la administración local reforzando previamente la figura de las diputaciones provinciales.

En estas páginas casi todos los editores hemos escrito largo y tendido sobre las diferentes variantes que se pueden poner encima de la mesa para reformar la adminiistración local y autónomica. Desde la eliminación de los ayuntamientos más pequeños, a la eliminación de las diputaciones o a la modificación del reparto competencial que existe ahora mismo entre los diferentes niveles del Estado. Es caso es que por ahora, lo que ha transcendido de la reforma de la administración local que plantea el PP me plantea cinco cuestiones que me hacen dudar seriamente de la reforma de las diputaciones.

  • Se realizará una reforma de los servicios obligatorios que ha de prestar cada ayuntamiento y de los servicios voluntarios. Esta carta de servicios, no debe acotarse en los municipios de menos de 20.000 habitantes y debe extenderse a todos los municipios marcando unas reglas claras para ofrecer servicios optativos en los ayuntamientos más grandes. Si no, nos podemos encontrar con Ayuntamientos como Madrid que crean verdaderos agujeros negros en deuda publica.
  • ¿Cómo se eligen a los diputados provinciales? Ahora mismo, los diputados provinciales están escogidos por los propios partidos en función de los resultados de las elecciones locales. Si las Diputaciones son las que van a controlar los servicios de los ciudadanos, la elección de los diputados provinciales debe ser mediante elección directa desde las urnas.
  • ¿Qué pasa con el exceso de personal? Una estructura que sea más eficiente en costes, puede tener más o menos necesidades de personal. Hay que analizar cada caso, pero ¿qué va a pasar con aquellos funcionarios locales o empleados públicos que su puesto de trabajo quede ocioso?
  • ¿Qué pasa con los criterios de proximidad geográficos? Un reparto competencial en una entidad superior como son las diputaciones, requiere una ordenación del territorio por criterios de proximidad. Nos podemos encontrar con bastantes municipios limítrofes entre provincias que deban ajustarse de una manera lógica por cercanía. Este punto, es un punto muy conflictivo, más aún si hay cambio de localidades entre autonomías.
  • Y por último ¿implica esta reforma la pérdida de concejales? Si vamos a seguir teniendo ayuntamientos mastodónticos y entes locales en los que los alcaldes y concejales se comportan como los señores del cortijo con sus presupuestos, pocos objetivos de control del gasto vamos a conseguir.

Como vemos, esta reforma es un cambio que tiene multitud de aristas y que puede hacer incluso una administración local más pesada y con mayores cargas económicas para prestar los mismos (o menos) servicios públicos que ahora.

En El Blog Salmón | Eliminar ayuntamientos pequeños ahorraría 20.000 millones de euros, Las fusiones de ayuntamientos son necesarias

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios