Compartir
Publicidad

Crisis chipriota: Troika confiscará las cuentas mayores a 100 mil euros

Crisis chipriota: Troika confiscará las cuentas mayores a 100 mil euros
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Deuda privada como porcentaje del PIB

El Eurogrupo llegó anoche a un forzado acuerdo con las autoridades chipriotas para establecer los términos necesarios para un programa de ajuste macroeconómico que dé estabilidad a la isla. El acuerdo de Chipre con la Troika cuenta con el apoyo de todos los Estados miembros de la zona euro, e implica centrarse en los dos bancos más grandes del país y aplicar importantes pérdidas para los tenedores de bonos, accionistas y depositantes con montos mayores a 100 mil euros.

El Laiki Bank (Cyprus Popupal Bank), se liquidará de inmediato, lo que significará cuantiosas pérdidas para los depósitos que superen la garantía estatal. Será dividido en un banco bueno y un banco malo, y la parte buena se fusionará con el Cyprus Bank (Banco de Chipre), mientras el banco malo se liquidará con el tiempo. El Cyprus Bank se hará cargo de la deuda que el Laiki Bank tiene con el Banco Central Europeo por 9 mil millones de euros, y el Banco Central Europeo seguirá proporcionando liquidez al Banco de Chipre (Cyprus Bank). Los depósitos no asegurados del Cyprus Bank serán congelados hasta que el banco esté totalmente recapitalizado. Las autoridades podrán aplicar otras medidades de control de capitales dependiendo de las circunstancias una vez que el banco reabra sus puertas. La recapitalización será un canje de deuda por capital de los depósitos confiscados y los accionistas tenedores de bonos serán eliminados. El objetivo es lograr un ratio de capital del 9 por ciento en dos años. De acuerdo a lo señalado por la Troika, ni un euro de los 10 mil millones de euros que socorrerán a Chipre, será utilizado para recapitalizar el Laiki Bank o el Cyprus Bank.

El Eurogrupo señala que estas medidas permitirán restaurar la viabilidad del sector financiero, que debe experimentar una fuerte reducción para hacerse sostenible. El sector bancario chipriota debe llegar a la media de la UE en los próximos cinco años. Asimismo, el gobierno chipriota se comprometió a intensicar los esfuerzos en materia de consolidación fiscal y reformas estructurales y aplicar normas anti-lavado de dinero con una firmna privada de auditoría internacional, que ayude a la isla a eliminar el estigma de "paraíso fiscal".

En todo caso, este acuerdo no hace más que dilatar los problemas cruciales de la zona euro y nada dice de la sostenibilidad de la deuda soberana chipriota. Tampoco evita que una salida de la zona euro pueda ser vista como una alternativa real para el futuro del país. Es más: el fuerte castigo que se aplicará a los depositantes y tenedores de bonos puede hacer cundir el miedo entre los depositantes y tenedores de bonos de la periferia europea, generando más inestabilidad y pérdida de confianza. La fuga de capitales está con el pie en el acelerador, y esto deteriorará aún más el famélico estado de la banca.

Más información | El País, El Economista En El Blog Salmón | Corralito en Chipre

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos