Compartir
Publicidad

¿De qué hablan el rey y los sindicatos?

¿De qué hablan el rey y los sindicatos?
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Cuando leo el periódico cada día clasifico las noticias en dos tipos: las que me aportan algo y las que me dejan en estado de trance durante al menos un par de horas. ¿Por qué os cuento esto? Pues porque aquí va una a la aún sigo dándole vueltas y más vueltas en la cabeza de forma casi enfermiza: los secretarios generales de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Cándido Méndez, han pasado la mañana de hoy en el Palacio de la Zarzuela entrevistándose con el rey para tratar la difícil situación económica que atraviesa España.

¿De qué hablarán en una reunión de este tipo? Al parecer el encuentro se ha producido a petición de la Casa Real y la grave situación económica sería el eje central de tan curiosa reunión. Imagino que los sindicatos habrán aprovechado para hacerle llegar al Monarca su declaración de intenciones respecto a las políticas económicas de Mariano Rajoy y habrán tratado de convencerle de que este no cuenta con el aval de la ciudadanía para aplicar los ajustes.

Quizás el argumento principal de esa idea resida en que los recortes económicos que el Gobierno está aplicando no figuraban en el programa electoral del PP y en que además había prometido que no los haría. Pero, ¿qué opinará el rey de todo esto? Y lo que es aún más importante, ¿de qué forma podría su majestad influir en los problemas económicos actuales?

Algunas malas lenguas van más allá y plantean que, al ser el rey el promotor de la reunión, tal vez la intención del monarca sea ponerse al día sobre los movimientos sociales que Toxo y Méndez van a organizar en los próximos meses como señal de protesta ante todo lo que está pasando. Porque no nos engañemos, la crispación social actual es una herramienta poderosa que desde UGT y CC.OO usarán como arma contra el gobierno. ¿Quizás tema el rey que la revuelta popular pudiera ser más ruidosa de lo normal y quiera encauzarla a tiempo?

Cuando pasen un par de décadas y reiniciemos el sistema económico habremos aprendido, al menos, un par de lecciones. La primera, que los políticos no saben nada de economía, o tal vez sí sepan, lo que es aún más grave ya que en ese caso no habrían actuado defendiendo los intereses económicos del pueblo, sino de sus amigos. Y la segunda, que los sindicatos, por mucho que alguno se niegue a aceptarlo, están al servicio de los políticos y han perdido su razón de ser, aquello que justifica y avala su existencia. No se qué me da más miedo, si el presente o el futuro.

En El Blog Salmón | ¿Quiénes se aprovechan de la reforma laboral del PP?, ¿Es ético subvencionar a los sindicatos?, ¿Qué apoyo tienen realmente los sindicatos para una huelga general?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos