¿Debemos preocuparnos por nuestra pensión de jubilación?

Sigue a El Blog Salmón

anciano


Hace unos días encontré a mi padre leyendo una octavilla de la Tesorería General de la Seguridad Social. Tenía cara de preocupación y le pregunté si había algún problema. Su respuesta fue tajante: “Nada, que eres un agorero. Esta gente dice que hay superávit”. Por suerte o por desgracia, según se mire, tengo una desconcertante tendencia a escudriñar con lupa los datos antes de creérmelos, por lo que decidir echar unos números. Además, el hecho de que España se encuentre inmersa en una profunda espiral de autodestrucción no me daba demasiado confianza.

Cuando buscas pensiones en Google una de las primeras cosas que aparecen es la expresión 2×1. Al principio no lo entendí y pensé que se trataba de algún tipo de promoción que nada tuviese que ver con las pensiones, pero me equivocaba. Lo que significaba realmente es que en la actualidad en España sólo hay dos cotizantes por cada pensionista. Recuerdo que hace unos años, en plena burbuja, la proporción era bien distinta y ahora, sin embargo, cada vez hay más gente cobrando y menos trabajando. Para ser exactos, 16.946.237 personas cotizan y 8.871.435 cobran pensiones.

“¿Cuánto dinero moverán las pensiones?”, me pregunté. La respuesta me desconcertó: entre contributivas y no contributivas, 101.731 millones de euros, sin tener en cuenta a los funcionarios jubilados. Con una simple división deduje que a cada trabajador le cuesta mantener este sistema 6.003´16 euros al año.

¿Y de cuánto dinero disponemos en la famosa hucha de las pensiones? Pues de 66.814 millones de euros, a falta de que se hagan públicos los datos de diciembre del último año. Superávit, correcto. Mi padre estaba en lo cierto. Sin embargo, en la facultad tuve un profesor de estadística, que además de ser un cachondo mental, tenía por costumbre repetir una frase hasta la saciedad: “Lo importante es la tendencia”.

Para poder gastar tanto dinero primero hay que ingresarlo, pensé. Según parece, la recaudación del Estado por impuestos en todo el 2011 fue de 178.917 millones de euros, de los cuales 72.897 corresponden a ingresos de las Comunidades Autonómicas, que ellas se lo guisan y ellas se lo comen, por lo que nos quedan “limpios” sólo 106.020 millones de euros.

Con esto, para que las cuentas saliesen necesitaríamos una pirámide de población joven, y no envejecida como la actual, si no queremos que el esquema de Ponzi en el que se basa el actual sistema de pensiones públicas comience a hacer aguas. Los 5.273.600 parados tampoco ayudan.

De repente, comencé a verlo todo con mayor claridad: el sistema de pensiones establecido tenía su razón de ser cuando en España, además de una población mucho menor, la esperanza de vida era significativamente más baja que la actual. Antes, para sobrevivir a los 70 años había que comer mucha fruta, y ahora casi todo el mundo pasa de los 80. Ante este panorama sólo puedo preguntarme, ¿debería sacarme un plan de pensiones privado?

En El Blog Salmón | Culmina el acuerdo de pensiones, toca trabajar más para recibir menos
El 29,5% de los pensionistas recibe la pensión mínima, menos de 600 euros mensuales de media Los recortes también han congelado la mejora de las pensiones mínimas de viudedad
Imagen | JavierPsilocybin

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios