Síguenos

banco-de-españa


Hace unos días recibí un correo electrónico de un lector del blog en el que me preguntaba acerca del funcionamiento del banco malo. Tras indagar en varios foros de internet me di cuenta de que realmente a día de hoy aún existe mucha gente que ignora el funcionamiento de este nuevo gigante inmobiliario que nuestro Gobierno se ha sacado de la chistera anticrisis. ¿Y si explicamos un poco el concepto en versión “el banco malo para los no expertos”?

El banco malo es el nombre sensacionalista con el que se conoce a la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb para los amigos). Su razón de ser será comprar los activos inmobiliarios de la banca española para que así esta se sanee. El precio de compra se basará en la valoración que Oliver Wyman hizo sobre los mismos e incorporará importantes descuentos que ya explicamos en una ocasión.

A grosso modo y a la espera de conocer los últimos detalles, su funcionamiento será el siguiente: los bancos venden a Sareb sus activos inmobiliarios más tóxicos con el consiguiente descuento. De esta forma, Sareb absorberá dichos activos por un importe de entre 45.000 y 90.000 millones de euros. Posteriormente, Sareb se encargará de venderlos en un plazo de quince años, obteniendo a cambio una rentabilidad esperada del 14-15 %.

Veámoslo con un ejemplo: Bankia vende a Sareb una vivienda terminada con un valor contable (posiblemente inflado para que las pérdidas sean mínimas) de 300.000 euros. Sareb aplica un descuento del 54,2 %, con lo que el precio final de compra será de 137.400 euros. A partir de aquí nuestro banco malo dispondrá de quince años para venderlo a un precio alrededor de un 15 % superior, ya que de lo contrario no obtendría beneficios. De esta forma, el precio final de la vivienda será de 158.010 euros.

Llegados a este extremo se nos podrían ocurrir varias cuestiones:

1. ¿Por qué Sareb aplica un descuento a las compras de activos inmobiliarios? Fácil, porque ese descuento es la pérdida que tiene que soportar el banco como compensación por las ayudas públicas que ha recibido vía rescate a la banca.

2. ¿De dónde saldrán los 45.000-90.000 millones para comprar dichos activos? Es una de las incógnitas que aún queda por despejar. El dinero lo pondrán el FROB e inversores privados, pero aún no se conocen los porcentajes.

3. ¿Por qué quince años para vender? En pocas palabras, para no pinchar la burbuja inmobiliaria de sopetón. Sareb esperará y venderá gradualmente para no saturar el mercado y así evitar una caída brusca de los precios.

4. Y… ¿Esto es rentable? Pues no está muy claro. Según el Gobierno sí, aunque yo no las tengo todas conmigo, máxime si tenemos en cuenta que en un país con seis millones de parados lo último en lo que se piensa es en comprar casas. A no ser, claro está, que se hundan los precios, en cuyo caso los descuentos son insuficientes. ¿Qué opinas tú?

En El Blog Salmón | El banco malo tiene nombre: Sareb, El test de Oliver Wyman ha cocinado la cifra de 60.000 millones para la banca y no son datos creíbles
Imagen | twicepix

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios