Sigue a El Blog Salmón


El ejemplo de Gordillo, seguido recientemente por un diputado de su misma formación, de entrar en una superficie comercial, llenar carritos con la compra y salir sin pagar, trata de denunciar una situación que se está volviendo insostenible para mucha gente, pero un político tiene otras herramientas para hacer cambiar la situación, y el ejemplo con el que predica es peligroso.

¿Con qué legitimidad puede alguien con un sueldo de diputado, y todos los complementos que conlleva, asaltar un supermercado en nombre de “los necesitados”? Con los más de 1800 euros al mes que cobra exentos de tributación para gastos de alojamiento y manutención, como diputado por Extremadura, el señor Víctor Casco podría haber dado un ejemplo diferente, por ejemplo pagando de su bolsillo esos carritos, e instando a otros diputados ha hacer lo mismo: prescindir de algunos de sus privilegios.

Los políticos de nuestro país, quitando algunas excepciones no son precisamente los mejores embajadores de una buena imagen de España en el exterior, en todas las formaciones hay corruptos, que aprovechan sus cargos, sea el que sea, para su lucro personal. Desde el Gobierno se acusa a Gordillo de dar mala imagen de nuestro país en el exterior, es a lo que yo llamo: “ver la paja en ojo ajeno y no ver la viga en el propio”.

Se me ocurren un par de cosas que, si bien no van a arreglar el país, podrían hacerse con los 1.823,86 euros de indemnización para manutención y alojamiento (tiene guasa el término) que cobra el señor Casco, como cada diputado perteneciente a una circunscripción de fuera de Madrid (que alguno tenga residencia en Madrid no es impedimento legal para percibir esa cantidad):

  • 10 carros de la compra completos para mantener a una familia de 3 miembros durante un mes.
  • Según el último plan prepara, 4 familias de cuatro miembros podrían subsistir durante un mes. (Con los 450 euros que recibe el único miembro que puede estar percibiendo dicha la ayuda y siempre y cuando el resto estén a su cargo y no tengan otros ingresos)

Estoy seguro de que a los lectores se les ocurrirán más, y para ello están abiertos los comentarios. Porque nuestros políticos parece que no creen cobrar suficiente para lo que hacen, según palabras de la señora Cospedal: “Los políticos no cobran un gran salario y no merece la pena demonizarlos”, y hay funcionarios con condiciones de trabajo muy envidiables en opinión de la alcaldesa de Madrid.

En El Blog Salmón | Sánchez Gordillo tiene razón, políticos y banqueros nos roban indiscriminadamente

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios