En la economía se puede mejorar el crecimiento y la igualdad

Síguenos

imf-growth-vs-equality-developed-developing.GIF

En estos momentos especialmente se está hablando mucho de la creciente desigualdad de la riqueza y que se está concentrando en los más ricos, es decir, los ricos tienen más y lo pobres tienen menos. A pesar de esto, uno de los argumentos principales de no interferir con este proceso es que cualquier manipulación artificial en la economía impactaría negativamente en el crecimiento. Es decir, la tarta será más pequeña. Algunos hemos hablado de mantener las intervenciones al mínimo, no sólo porque impactan el crecimiento pero, aún más importante, que tengo poca confianza en el bien hacer de los que lideran estas intervenciones, que son los políticos. Se ven críticas casi universales en contra de los políticos del mundo pero, muchos (yo diría la mayoría) de los que participan en estas críticas, también quieren que estos mismos políticos criticados tomen cada vez más protagonismo en nuestras economías, gastando nuestro dinero y reemplazando a los inversores privados con más inversiones o gastos estatales.

Hay que ayudar a los más necesitados

En estas páginas he hablado mucho sobre la necesidad de que, cualquier intervención por parte de los gobiernos debe ser de la forma más limitada posible y siguiendo formas que entorpecen y tergiversen el crecimiento de la economía lo menos posible. También he hablado de la necesidad de que hay que responder a las necesidades de los más necesitados, incluso si nos cuesta algo en el crecimiento de la económia, ya que no es aceptable que un porcentaje de la población, el más necesitado, no acompañe al resto.

imf-growth-vs-equality-and-factors.GIF

No es aceptable, por ejemplo, ver un debate sobre si hay que extender el pago a los desempleados de unos miserables €400 euros a los que no tienen más fuentes de ingresos. Lo que no debemos es dejar a familias enteras a su suerte en una economía que, en estos momentos, está demostrando que no tiene posibilidades de darles salida.

Como he dicho hace poco es que agrandar la tarta es bueno pero es esencial que existan políticas que apoyen a los que pierden en el sistema:

...las políticas de comercio, empleo y temas sociales deben tratarse de forma coordinada, así, los que pierden pueden ser cuidados y compensados cuando se llega al Optimo de Pareto.

Además, atender a la desigualdad económica es importante, no sólo por las razones éticas que he mencionado pero, también, cualquier sistema necesita el apoyo de los ciudadanos y este apoyo es más probable si el sistema es visto como justo, ético y social.

La intervención gubernamental perjudica el crecimiento

Por eso me interesó el Estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI) que habla del libro de 1975 del economista, profesor Arthur M. Okun, titulado Equality and Efficiency: The Big Tradeoff (Igualdad y Eficiencia: la gran compensación), que se estableció como un texto fundamental que fijó el dogma de que perseguir la igualdad impacta negativamente la eficiencia productiva. El profesor Okun estableció que la intervención gubernamental buscando la igualdad, a través de medidas fiscales y salarios mínimos, impactaba negativamente los incentivos para trabajar e invertir. Es decir que no todo lo que se quita de los ricos llegaba a los pobres.

La igualdad puede acompañar el crecimiento

También nos habla de unos recientes estudios, incluyendo este (PDF) donde entran en más detalle y concluyen que en el largo plazo, hay una relación directa entre la igualdad y el crecimiento, que creo que son interesantes evaluar.

Primero nos trae una información, que no sorprende a algunos de nosotros, y que vemos en el primer cuadro que es que, mirando al relativamente largo plazo, las economías demuestran un crecimiento relativamente constante. No obstante, resalta que países donde su igualdad es cuestionable, han demostrado menor o más volátil crecimiento.

Segundo, como vemos en el segundo gráfico, la comparación estadística del periodo de crecimiento y el nivel de distribución del Producto Industrial Bruto (PIB), medido por el Coeficiente de Gini de los varios países evaluados demuestra un vínculo entre el crecimiento e la igualdad. Este segundo cuadro también nos da distintos variables que tienen impacto en el crecimiento y el Estudio analiza cada variable en más detalle.

Algunas conclusiones

Las dos conclusiones principales del Estudio son las siguientes:

  • Incrementar los periodos de crecimiento impactan de forma importante el impacto positivo sobre la igualdad en el largo plazo. Es decir que el crecimiento no necesariamente tiene que ser alto pero si duradero en el tiempo.
  • Países con más igualdad de PIB suelen experimentar periodos más largos de crecimiento.

No obstante la conclusión de que la mayor igualdad del PIB es beneficioso para el crecimiento, también son conscientes del impacto negativo de las intervenciones en la economía por parte de los políticos que pueden tener objetivos positivos pero que pueden impactar demasiado negativamente si no se hace bien. En este contexto, nos dan algunas conclusiones de políticas que mejoran la distribución del PIB mientras reducimos al mínimo los impactos negativos sobre los incentivos. Algunos de las conclusiones son las siguientes:

  • Mejor enfoque de los subsidios que minimiza los recursos utilizados y mejora el impacto positivo para los necesitados.
  • Políticas laborales más activas para impulsar el crecimiento con más creación de empleo.
  • Igualdad de oportunidades da oportunidades para resultados más iguales y más eficientes. Por ejemplo, inversiones en salud y educación mejoran el capital humano.
  • Algunos países han gestionado políticas para la mejora de la pobreza y para mejorar la distribución del PIB, especialmente con más eficientes políticas de asistencia social.
  • Políticas fiscales progresivas y mejor poder de negociación para los trabajadores ayudan a fomentar la igualdad, aunque hay que hacerlo con cuidado, ya que hay que evitar mercados laborales duales que diferencian los que están dentro y fuera del mercado laboral.

Sin hablar de las razones éticas, que son fundamentales, en el contexto de la cohesión social, la estabilidad política y, como consecuencia, la sostenibilidad del crecimiento mismo, la igualdad económica es necesario tener en cuenta, incluso si se pierde algo en falta de incentivos en productividad y en eficiencia.

En El Blog Salmón | Es necesario hacer la globalización socialmente sostenible

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

43 comentarios