¿Es demasiado pronto para pedir que se marche el Sr. Draghi?

Sigue a

Grecia

Sr. Draghi es el nuevo presidente del Banco Central Europeo (BCE), en su puesto desde noviembre, y ya ha dejado claro su forma de trabajar. No sólo ha seguido el camino de Jean Claude Trichet, el anterior presidente, de soltar cantidades ingentes de dinero como sea y, como acabo de decir: “Los bancos pagan el dinero de la BCE al 1%, a cambio de depositar deuda estatal en las arcas del BCE, y lo prestán a países generando rentabilidades bastante más altas…”.

Por lo menos estamos viendo a algunos dentro del consejo del BCE criticando su aceptación de deuda de menos calidad para soltar dinero a los bancos. Vemos al presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, y miembro de este consejo, admitiendo que no hay unanimidad. Peor, esta nueva política ha puesto un obstáculo más en el camino de la solución del problema griego y ahora vemos que Sr Draghi quiere reinterpretar cómo se ven las ayudas gubernamentales hacia el sector privado.

Sr. Draghi está molesto que se consideren sus ayudas a los bancos como algo negativo y como una debilidad cuando un banco acuda a las ayudas del BCE. El declara que acudir a la liquidez del BCE debería ser considerado como parte normal de las operaciones financieras de los bancos. No Sr. Draghi, cuando un banco no puede financiarse en los mercados privados y tiene que acudir a dinero público, de la fuente que sea, eso se debe interpretar precisamente de esa forma, como algo negativo y demostrando una debilidad.

Los bancos están en el sector privado y deben poder valerse por si mismos en el mercado privado. Si necesitan ayudas estatales, deben pagar bastante más por esta ayuda y deben acudir a ello en la última instancia. Si estás en situación desesperada y no tienes la fortaleza para que el mercado privado te suministre con tus necesidades de liquidez, debemos cobrar en consecuencia.

Sr. Draghi está haciendo justo lo contrario, casi regalando dinero e intentando establecer sus líneas como unas líneas más y, al coste que está ofreciendo, no hay banco que acuda al mercado privado. Además, como dijo Marco Antonio, esta liquidez casi no llega al destino final, que en teoría es lo que se busca y, lo poco que llega lo cobran a precio de oro, ganándose un margen extraordinario.

¿Es demasiado pronto para pedir que se marche el Sr. Draghi?

Vía | Financial Times (en inglés y €)
En El Blog Salmón | La BCE está entorpeciendo el acuerdo entre Grecia y los bancos
Imagen | Alun Salt

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios