Síguenos

Grecia

Han sido un par de semanas muy buenas para Grecia (mejor dicho, para los políticos griegos) que continúa en su situación de dificultades financieras y su economía sigue sin levantar cabeza. Estos políticos dicen que han llegado al punto de recibir el segundo tramo de las ayudas multimillonarias que se habían acordado y que las quieren recibir ya.

Hoy mismo han recibido buenas noticias del parlamento alemán autorizando las ayudas que la canciller Merkel ha propuesto. Esta decisión sigue la recibida recientemente por la corte suprema de Alemania, que decidió que las ayudas alemanas a países europeos estaba permitido por la constitución alemana. También hace poco recibieron la decisión positiva del gobierno finlandés que estaban exigiendo más garantías de Grecia, antes de que voten en favor de la liberación de este segundo tramo de las ayudas.

Buenas noticias para los políticos griegos y, para conseguir todo esto, siguen pronunciando el fin del mundo económico, el derrumbe del Euro y el fin del proyecto europeo. También anuncian medidas económicas que hace que los pobres y los más necesitados en su país son los que más sufrirán de las medidas. Además, como los políticos europeos tienen dos objetivos principales que son, primero, acabar con esto lo antes posible y, segundo, asegurar el futuro de sus bancos, y no necesariamente en ese orden, las medidas que están exigiendo a Grecia tienen el único objetivo de solucionar los problemas económicos griegos en semanas. No se quieren enterar que los problemas han tardado décadas en crearse y, como dije hace poco:

Las condiciones que nos llevaron a donde estamos duraron décadas y las soluciones deben durar, por lo menos años, no con políticas de choque introducidas en semanas. Para eso, los países en dificultad deben sentarse de la mano del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de los bancos e inversores acreedores y llegar a un acuerdo de pagos de deudas que durarán años y necesitará que los financieros tragen reducciones.

Con todo lo que han anunciado y amenazado, tienen unas promesas encima de la mesa desde hace mucho tiempo de la privatización de varios activos y empresas en manos del país que suman €50.000 millones de ingresos para las arcas griegas, arcas muy necesitadas de este tipo y nivel de ingresos. No obstante, en todo este tiempo no hemos recibido ni un anuncio de que estas privatizaciones se han efectuado y que las arcas están ya recibiendo fondos provenientes de estas ventas. ¡Ni uno!

¿No se dan cuenta los políticos griegos cuánto beneficiaría su situación en los mercados financieros y con sus socios europeos si recibieran €50.000 millones de liquidez?

En El Blog Salmón | Grecia necesita más dinero y más medidas preventivas
Imagen | Alun Sal

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios