Compartir
Publicidad

Industrias cyborg

Guardar
6 Comentarios
Publicidad

He leído una interesantísima entrevista a Neil Harbisson, que se define como el primer Cyborg reconocido como tal por un gobierno. Los ojos con los que nació Neil no le permiten distinguir los colores, por lo que vivió durante mucho tiempo en un mundo de blanco y negro. Hasta que un día se acabó implantando un tercer ojo que transforma el color en sonido y le proporciona la información a este artista. Probablemente la mejor entrevista que he leído mucho tiempo, merece la pena leerla con calma y detenimiento.

Pero como el blog trata más sobre economía y negocios que otra cosa (y uno siempre le acaba viendo el lado comercial al asunto), se me han ocurrido las consecuencias que esto puede tener económicas, una industria cyborg. Porque Neil fundó una fundación para ayudar a aquellos que se quieren convertir en cyborgs como él, lo cual implica el diseño de implantes, su fabricación, su colocación y su mantenimiento. Toda una industria puede acabar saliendo de ahí.

Porque supongo que será muy difícil decirle a la gente que ha nacido sin visión que no se pueden implementar unos ojos que les permitan ver. Ya puestos, siempre podemos proporcionarles unos ojos artificiales mejores que los nuestros, que incluso les permitan percibir lo que no se percibe con unos ojos naturales (por ejemplo la luz ultravioleta). De ahí a que alguien decida dejar sus ojos normales para optar por unos artificiales sólo hay un paso.

Tal vez nuestro futuro va a ser así, tal vez en nuestro futuro vamos a ver implantes que mejoren nuestras capacidades, en ese caso la pregunta económica es ¿seremos capaces de generar empleo y riqueza con este futuro o será otro tren que dejemos pasar?

En El Blog Salmón | La predisposición genética para invertir
Más información | Neil Harbisson

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos