Compartir
Publicidad

Las empresas tienen obligación de proteger su responsabilidad corporativa

Guardar
4 Comentarios
Publicidad

En estas páginas he hablado de la importancia de la responsabilidad social de las empresas (RSE), es decir, la responsabilidad fundamental de la empresa, no sólo de seguir las leyes que rigen donde operan, pero de seguir unas normas aceptables de trato de las partes interesadas que la rodean, especialmente, los trabajadores y el medio ambiente que le rodea.

Parte de la RSE que parece que muchas empresas se olvidan, o quizás piensan que no nos daremos cuenta, es la responsabilidad que tienen de asegurar que también cumplan las empresas que están dentro de sus cadenas de suministro y de su distribución. Si uno de los suministradores de la empresa no cumple con la RSE, la empresa misma ha fracasado y debe rendir cuentas por este fracaso.

Es de su interés por muchas razones, como ya he dicho en estas páginas:

Hay muchas razones por qué las empresas deben cuidar sus responsabilidades empresariales, aparte de ser lo correcto, es rentable y los trabajadores toman nota y responden positivamente.

Por eso cuando vemos que la organización no gubernamental (ONG), Greenpeace, nos demuestra (ver video) que hay empresas muy conocidas trabajando con suministradores asiáticos que claramente no están cumpliendo con las normas que estas mismas empresas denominan como minimamente aceptables, debemos criticar más a las empresas que a sus suministradores.

No es aceptable que las ONGs tengan que sacar esto a la luz pública para que las empresas se enteren de lo que hacen sus suministadores y nosotros, como consumidores, debemos actuar. La forma más efectiva de conseguir desde fuera que las empresas se enteren es que los consumidores no compremos sus productos o servicios, y lo sufran en reducciones en sus ventas, y que los inversores vendan sus acciones en estas empresas, y lo sufran en reducciones del valor en bolsa de estas.

En El Blog Salmón | La percepción de la RSE está cambiando y El peligro de una mala RSE – el caso BP

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos