Sigue a El Blog Salmón

feminismo

Ya es mala suerte la de John Carlin. En su día se marcó un artículo llamado La buena vida en donde catalogaba a Islandia como un modelo a seguir, el mejor país para vivir, la síntesis del intervencionismo y el capitalismo, etc. Semanas después Islandia se iba al garete. John Carlin acusó el golpe, pero por lo visto no ha hecho propósito de enmienda, y vuelve con otro articulo de economía-ficción sobre Islandia, Aurora boreal. ¿Su nueva tesis? Las falonomics son cosa mala.

Todo el artículo gira alrededor de la idea de que la testosterona es la culpable del desastre islandés, y que todo se ha arreglado en cuanto las mujeres han asumido el mando. Como ya no puede volver a sacar a relucir lo buenA que es esa alianza entre el Estado y los capitalistas ahora toca hacerse “el economista de género”. Todo el poder para las mujeres, proclama Carlin. ¿Le durará más esta ensoñación al bueno de John?

Tomarse en serio el artículo es bastante difícil. No hay ninguna evidencia de lo afirmado por Carlin. ¿Dónde se demuestra que las mujeres gestionan de un modo ya no diferente, si no mejor que los hombres? Es más, justamente en los artículos de Carlin anteriores se ponía de manifiesto el destacado papel de la mujer en la sociedad islandesa. ¿No tenían ellas ninguna responsabilidad al respecto?, ¿no eran parte activa del entramado socioeconómico islandés? Leamos a Carlin en su primer escrito al respecto, con un ejemplo al respecto.

El puesto de los 300 días era el de viceconsejera delegada responsable de fusiones y adquisiciones en una empresa de genéricos farmacéuticos llamada Activis, en la que trabajó seis años. Durante ese periodo, la compañía pasó de ser un pez diminuto a la tercera de su categoría, y compró 23 empresas extranjeras, incluido un gigante de Nueva Jersey por 500 millones de dólares en 2005.

Vaya, así que el papel de la mujer en Islandia era relevante, pero los únicos culpables son los hombres. Me resulta tan estúpido como cuando oigo hablar a los defensores del llamado lenguaje no sexista. Curiosamente, cuando se vuelven locos hablando de españoles y españolas, de trabajadores y trabajadoras, jamás les oigo hablar de defraudadores y defraudadoras, especuladores y especuladoras, ladrones y ladronas. Para ser defensores de la igualdad llama poderosamente la atención este olvido.

Contra esa mezcla de la utopía matriarcal y el nuevo feminazismo conviene recordar algo de lo que se suele prescindir En todas las sociedades de nuestro entorno el papel de la mujer es clave en el ámbito educativo, allí donde se forman las personas en su más tierna infancia. A la figura materna se superpone el hecho de que la mayoría de profesores son mujeres. ¿Seguro que las mujeres no tienen ninguna responsabilidad en el devenir social actual? hay quien se empieza a cuestionar incluso la posible discriminación contra los hombres en en el ámbito escolar.

Estoy seguro de que en la mente de Carlin Tatcher o Merkel no son mujeres. Quizás lo sea Cristina Kirchner. Yo le propongo también que se apunte a Maria Dolores Amorós, Imelda Marcos, Eva Perón y otras tantos que nos demuestran sin duda que las mujeres gestionan mejor. ¿O no?

Más información | ¿Afecta el género de los profesores a los resultados académicos de los estudiantes?“>

En El Blog Salmón | Miremos el impago de Islandia con perspectiva ¿opinaríamos igual si habláramos de ING Direct?

Imagen | Daquella manera

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

23 comentarios