Memorias USB para nichos de mercado

Sigue a El Blog Salmón

usb.JPG

Las memorias USB se han hecho omnipresentes en nuestra vida. Cada día más personas tienen una y la llevan consigo a todas partes. Es una forma sencilla, barata y universal de transportar los archivos que necesitamos, sea por motivos de trabajo, estudios o diversión. Un invento que se ha popularizado extremadamente desde su invención casi 10 años atrás.

El problema que tienen es que son muy aburridas. Todos tenemos una con el mismo aspecto (una pastilla negra o gris plateada) que enchufamos a nuestro ordenador. Afortunadamente una memoria USB es fácil de personalizar. Básicamente son un chip con un conector USB conectado, la personalización corresponde a la carcasa. Es aquí donde nos encontramos con cientos de propuestas de distintos fabricantes que han intentado aprovechar nuestro deseo por destacar aplicándolo a un gadget que muchos llevan consigo. El mercado nos ofrece llaves USB decoradas con diamantes, con forma de ficha de póquer, para los que quieren mostrar su afición al surf o al mundo del motor. Por supuesto existen las memorias USB de Star Wars. También existen empresas que venden memorias USB personalizadas con la imagen que elijamos, el logo de una empresa, por ejemplo.

La personalización es un negocio más. El caso de las memorias USB es un tanto anecdótico; se trata de uno de los productos más fáciles de cambiar su aspecto exterior cambiando sólo una carcasa de plástico.

Hay quien prefiere personalizar su coche o su ordenador, pero parece que buscamos diferenciarnos de los demás, reforzando nuestras identidades en un mundo global. Aquí viene la pregunta para nuestros lectores ¿Se les ocurre algún otro negocio de personalización?

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario