Compartir
Publicidad

Pelear por la democracia también tiene su coste económico

Pelear por la democracia también tiene su coste económico
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En varios países de Oriente Medio y del Norte de Africa, hemos visto movimientos democráticos que, en algunos casos, han causado cambios importantes para los países que los han vivido. Adicional a estos movimientos políticos, también se han visto impactos económicos y financieros muy importantes. Los costos experimentados se deben tener en cuenta ahora que estos países están volviendo a algo de normalidad y en caso de que la comunidad internacional decida ayudar a estos países en sus procesos de transición.

La consultora, Geopolitici, ha elaborado un Estudio (PDF) que intenta medir, a groso modo, algunos de estos impactos económicos. Sus conclusiones son que, los trastornos de distintos niveles que se vivieron en Libia, Siria, Egipto, Túnez, Bahrein y Yemen han causado impactos sobre los PIB de $20.560 millones, mientras las pérdidas a las cuentas públicas suman $35.280 millones. En algunos países, las caídas de los ingresos a las arcas públicas han sido espectaculares, con una reducción del 77% de los ingresos estatales de Yemen y 84% de Libia.

Para definir los costes, hay algunos que son más claros y más fáciles de medir que otros, incluyendo los siguientes:

  • Los impactos al Producto Interior Bruto (PIB) incluyen la pérdida de producción y de productividad.
  • Los costes a las finanzas públicas, como los aumentados gastos y la reducción de los ingresos.
  • Costes difíciles de medir incluyen los costos humanos, las pérdidas de ingresos privados y las pérdidas y los daños a la infraestructura.

Por otra parte, algunos países se han beneficiado de los procesos, por ejemplo, Arabia Saudí ha visto una subida del $5.000 millones en su PIB, la UAE ha visto subidas de un impresionante $62.800 millones en su PIB y Kuwait ha visto subidas de $1.000 millones en su PIB, indicando que, económicamente, la transición a la democracia es caro y mantener el status quo es rentable.

Este tipo de análisis es muy importante como hoja de ruta para la G20, para las Naciones Unidas y para las organizaciones regionales, como la Liga Araba, que deben estar estableciendo las bases de las posibles ayudas necesarias para la transición que queda, aunque no hay que tener muchas esperanzas. En mayo de este año, la G8 se reunió y acordó ayudas para estos países y, como es normal con este tipo de reuniones se vieron muchas fotos, sonrisas, declaraciones y promesas de ayuda pero, hasta ahora, poco más.

Vía | BBC Mundo
En El Blog Salmón | El concepto de desarrollo humano según las Naciones Unidas y Ayudas a Africa se retrasan
Imagen | BBC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos