Compartir
Publicidad

Profesor Krugman tampoco quiere ayudar a los bancos europeos

Profesor Krugman tampoco quiere ayudar a los bancos europeos
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas veces en estas páginas he hablado en contra de las propuestas del Nobel de economía, Paul Krugman, ya que sus propuestas son demasiado keynesianas para mi gusto. Por eso no quería dejar pasar esta oportunidad de resaltar donde si estamos de acuerdo con uno de sus llamamientos que me parece muy importante y que comenté hace poco en estas páginas.

Está claro que el impulso de los gobiernos europeos en su gran deseo de ayudar a su pobre socio Grecia es realmente una tapadera para apoyar a los bancos europeos que tienen demasiados bonos y deuda griega en sus carteras, aunque el profesor Krugman es más elegante, ya que dice que estas ayudas a los bancos pueden ser conscientes o no. El otro Nobel de economía, Joseph Stiglitz, también lo piensa, como mi compañero, Marco Antonio, ya nos comentó en estas páginas. Lo que pregunta el profesor Krugman y lo que he preguntado yo es por qué tanto amor hacia los inversores y prestatarios que invierten su dinero donde quieren buscando rentabilidad y, cuando las cosas van bien, se llevan buena tajada.

La batalla que se está librando en Europa es entre Angela Merkel, la canciller alemana y casi el resto de sus colegas europeos, incluyendo la Comisión Europea, de cómo ayudar a Grecia. Primero, ella dice que quiere que los griegos sean más rigurosos en su aplicación de las políticas económicas que deben introducir para que su economía vuelva al camino correcto, como ya he pedido en estas páginas.

Segundo, la canciller también está pidiendo que el sector privado participe en las ayudas a los griegos, es decir, que acepten retrasos en los pagos, alargamientos de los plazos, períodos de gracia sin pagos, incluso descuentos. Todas condiciones que se pueden acordar libremente en el mercado privado sin que tengamos los europeos que abrir nuestras carteras. Espero que la canciller no haya cedido a las presiones recibidas, como se está diciendo.

Como dice el profesor Krugman, los griegos no deben ser los únicos que sufran, con políticas económicas aún más rigurosas en una situación donde los dos lados, los griegos y los bancos, entraron libremente en acuerdos financieros. Los dos lados deben acordar cómo salir.

Si nos preocupa las dificultades de los griegos, este es el primer camino que deberíamos seguir para darles mucho más tiempo para hacer frente a sus obligaciones. Si queremos ayudar a los que más están sufriendo, y deberíamos considerarlo, hay muchas formas de ayudar a los necesitados y ya he mencionado uno en mi anterior artículo:

...preferiría establecer un pago europeo mensual a cada familia griega en dificultades durante el periodo de transición y por lo menos así veríamos que los que sufren recibirían ayuda real…

Repito la pregunta final en mi anterior artículo:

¿Vamos a repetir la maniobra de salvar a bancos, a sus accionistas y a sus directivos, sin condiciones?

Vía | New York Times (en inglés)
En El Blog Salmón | ‘Too big to fail’ está ganando otra vez y Stiglitz: “Lo de Grecia no es un rescate, es una protección a la gran banca europea”

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos