Compartir
Publicidad

¿Se le agota el tiempo a la economía española?

¿Se le agota el tiempo a la economía española?
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Hoy empezamos una semana que esperamos que sea mucho más relajada que la anterior. La semana pasada fue de auténtico vértigo. Comenzamos con los problemas griegos ante la falta de acuerdo para formar gobierno; el miércoles la prima de riesgo se disparó hasta superar los 500 puntos sembrando el pánico; y todo sucedía a la vez que el Ibex caía en picado y el sistema financiero español, tras la nacionalización de Bankia, perdía la poca confianza que aún le quedaba.

La economía española corre a toda velocidad buscando una salida y la sensación de que cada vez quedan menos cartuchos en la recámara está presente en todo momento. Cualquier rumor o movimiento en alguna dirección de cualquier organismo nacional o supranacional puede hacer cundir el pánico y provocar un tsunami financiero. La incertidumbre es máxima y el nerviosismo ya nos afecta a todos. ¿Qué mas puede pasar esta semana? ¿Seguiremos pedaleando solos o terminaremos por aceptar ayuda de Bruselas?

El sector financiero español está que echa humo. Ya van cuatro reformas desde que comenzó la crisis y la solución mágica no termina de aparecer. Para muchos expertos esta reforma sigue quedándose corta y cada vez es más evidente que la banca española terminará necesitando la ayuda de Bruselas.

Los rumores apuntan a que los bancos necesitarán una recapitalización de unos 70.000 millones adicionales a los 30.000 ya exigidos. Para colmo Bruselas nos manda una inspección de auditores ¿independientes? y del BCE porque no se fían de la información facilitada por las entidades. La desconfianza es máxima en todos los aspectos.

Mientras tanto, la incertidumbre ante una posible salida de Grecia del euro sigue estando ahí. La esperanza de muchos reside en unas segundas elecciones que permitan formar Gobierno y garanticen la permanencia de los helenos en la Eurozona. Si esto no se produce tendrá lugar un maremoto financiero que nunca se había planeado y que podría arrasar Portugal, Irlanda, Italia y España, provocando unos daños colaterales que dejarían en un peligroso lugar la supervivencia de la UE.

A la economía española se le acaba el tiempo. España necesita reaccionar con medidas que incentiven el consumo para que este a su vez genere riqueza y crecimiento. Sin embargo, esto no dejará de ser una utopía hasta que el Gobierno decida coger al toro del desempleo por los cuernos y buscar soluciones. No queremos un Gobierno que arroje la toalla frente al paro. Queremos poder mirar hacia delante y creer que la situación actual puede mejorar.

En El Blog Salmón | ¿Cómo proteger mis ahorros ante un corralito?, Ya nadie cree en España, ni siquiera nosotros mismos, “Como me quiten mi dinero, mato”
Imagen | Earls37a

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos