Compartir
Publicidad

¿Y con las televisiones autonómicas qué?

¿Y con las televisiones autonómicas qué?
Guardar
36 Comentarios
Publicidad


Los turbulentos efectos de la crisis financiera no dejan títere con cabeza: jóvenes, pensionistas, desempleados, funcionarios o estudiantes ya saben lo que significa que la apisonadora de los recortes pase por encima de ellos. Sin embargo, nadie se atreve a meter la tijera en uno de los caldos de cultivo de deuda más improductivos de nuestro país: las televisiones autonómicas.

El orgasmo económico vivido como consecuencia de la burbuja inmobiliaria española dio lugar a un incremento de la descentralización del Estado que a su vez tuvo un curioso paralelismo con el desarrollo de televisiones autonómicas por doquier. No importaba lo grande o pequeña que fuera la autonomía, todas querían tener al menos un par de canales autonómicos con los que dar rienda suelta a la propaganda regional.

La consecuencia de esta desastrosa gestión se traduce en que hoy por hoy las empresas que controlan las televisiones autonómicas de nuestro país cuentan con 9.664 profesionales y ex políticos en nómina. Para que se hagan una idea de la gravedad de esta situación, costeada por todos nosotros, esta plantilla es tres veces superior a la suma de los trabajadores de Antena 3 (1.849 empleados) y Mediaset (1.350 empleados) juntos.

Para mantener este elefante televisivo ha sido necesario generar una deuda de 1.630 millones de euros y se han acumulado pérdidas de 3.520 millones desde 2006. ¿Donde está aquí la eficiencia? El problema llega ahora cuando los ingresos por publicidad han caído un 39,8% durante el primer trimestre de 2012 y el grifo de las subvenciones autonómicas ha disminuido su caudal.

Este panorama televisivo es inviable y Mariano Rajoy debería obligar y no recomendar a las comunidades autónomas a vender, cerrar o privatizar canales. Con la que está cayendo, no se puede mantener esta telaraña televisiva manejada por una poco transparente maquinaria de empleo clientelar. Ya esta bien de que nos tomen el pelo con recortes en sanidad o educación y se mantenga este servicio público innecesario y deficitario que sólo funciona a base de subvenciones.

Vía | El Economista
En El Blog Salmón | El Gobierno abre la puerta a la privatización de las televisiones autonómicas, Hay que privatizar las televisiones públicas
Imagen | dailyinvention

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos