Banesto

No podía ser de otra manera. Y ciertamente es un punto a favor de un banco que entiende la necesidad de hacer más cómodo a sus clientes la posibilidad de tener la memoria anual en algo no tan pesado como un mamotreco de tropecientas páginas. Vale que antes también se podía disponer la memoria en un CD, pero venía acompañada con el papel, con lo que estábamos en el mismo caso. Eso es lo que ha hecho Banesto: publicar su memoria anual en soporte digital, con el consiguiente ahorro de coste que ello conlleva (imagino que a las imprentas esta nueva situación no les ha gustado un pelo).

En la fotografía se puede ver que el diseño es una tarjeta de crédito que viene con un puerto USB para descargar la información, que además hace las funciones de almacenamiento, por el memory stick y el espacio disponible que aún le queda. Es decir, ahora, tranquilamente te pueden hacer llegar la memoria anual de cualquier empresa por correos, o incluso llevártela de viaje para estudiarla, por no hablar de la facilidad de buscar ciertos datos que te puede dar la tecnología.

Y a todo esto, la imagen de modernidad que destila Banesto con esta iniciativa. ¿Para cuándo más ejemplos?

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 0

Actividad de la comunidad