Paul Krugman nos enseña las subidas de los gastos laborales

Síguenos

ulc_spain.png

Lectores de esta página saben que mantengo mis diferencias con el Nobel de Economía, Profesor Paul Krugman, en varios aspectos, especialmente su seguimiento del pánico que estalló y profundizó la crisis, llevándole a fomentar la reación keynesiana que vimos alrededor del mundo. Lo que he llamado en estas páginas el gran despilfarro.

Así estamos ahora, con los profundos déficits en las cuentas públicas y las crecientes deudas públicas y, como se tomaron pocas medidas necesarias en espera de que la crisis se estabilice, aquí estamos con déficits y deudas y todavía esperando que los gobiernos hagan lo que deben hacer en términos macro y microeconómicos.

Veo que en algo estamos de acuerdo el Profesor Krugman y yo, que es que los gastos laborales en España no sólo están altos pero subiendo, como ya hemos hablado en estas páginas, algo que, acompañado por la productividad que está por los suelos, profundizan las dificultades de mantenimiento y creación de puestos de trabajo.

Basado en estadísticas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el Profesor Krugman nos da una comparación del desarrollo de los costes laborales españoles y alemanes. Desde el año 2000 hasta 2008, los gastos laborales en España han subido 25% mientras que en Alemania han bajado el 7,5% durante el mismo período.

Con la más alta productividad del país germano, estas diferencias en los cambios de los costes laborales posiciona a España en una situación aún más difícil y muy poco sostenible. No es por nada que España ha sido medalla de oro o plata en Europa desde hace años.

Como dije en uno de mis anteriores artículos:

La subida del desempleo se frena reduciendo el coste laboral, no lo contrario, y flexibilizando el mercado laboral que permitan, no necesariamente más despidos, pero cambios en las formas de trabajar. Esta flexibilización viene por el cambio de cómo se piensa el trabajo, por parte de los trabajadores y, muy importante, por parte de los empresarios.

Y cuando hablo de reducción de costes laborales, que no se malinterprete, ¡no hablo de reducir sueldos!, por lo menos no de los más bajos. Hablo de reducir o eliminar los gastos laborales, los impuestos, la seguridad social, etc., que pagan tanto los trabajadores como los empresarios. Hablo de la flexibilización y apertura de la forma de trabajar y hablo de más inversión en formación.

La baja productividad relativo a los gastos laborales es lo que sube directamente el desempleo y se ataca por estos dos lados.

En una economía donde los costes laborales españoles suben más que los alemanes y que la productividad de uno, España, sigue por los suelos comparado con el otro país, ¿realmente pensamos que la economía y el empleo hay que mejorarlo a través de más despilfarro en vez de políticas de adultos?

Vía | Paul Krugman
En El Blog Salmón | Desempleo o no, los costes laborales siguen subiendo, Retribuciones en variable y debates sin fundamento y Suben los costos laborales, subirá el desempleo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios