Aceptamos pulpo, rescatamos a los bancos. ¿Y después qué?

Sigue a

Hace unos días se han publicado los informes de Oliver Wyman y Roland Berger sobre la banca española. Teniendo en cuenta que no han pisado una entidad bancaria, que han trabajado desde la distancia con los datos que les han suministrado, me parecen otro ejemplo de cancamusa financiera (como los tests de stress, los ratings o cualquier otro tipo de santeria financiera). Pero supongamos que acepto sus conclusiones y las de sus patrones, supongamos que hay que rescatar a los bancos. ¿Y después qué?

Digo esto ya que creo que tenemos un serio problema. Echemos la vista atrás. En un principio se hablo de que era un problema de liquidez. La solución era dar liquidez al mercado. Después se llegó a la conclusión de que había un problema de solvencia. Y en eso estamos, buscando inyectar dinero a las entidades financieras para recapitalizarlas: 60.000, 100.000, los millones que hagan falta. Y me temo que poca gente se pregunta que va a pasar el día después de que se salve a la banca. Y es grave, ya que creo que lo que tiene la banca española es un problema de falta de modelo de negocio.

Uno ve los tests de stress, ve los dichosos informes, y en esencia lo que observa son distintos escenarios macroeconómicos y proyecciones de cuentas de resultados. Me recuerda al viejo chiste sobre los economistas y el abrelatas, criticando los dichosos “supongamos que…”. No veo por ningún lado como se espera generar los ingresos de esas cuentas de resultados. No veo cómo se van a facturar los euros ya no para devolver las ayudas (ejem), es que ni siquiera para el mantenimiento de dichos negocios bancarios.

Alguno dirá que a las entidades a rescatar se les van a imponer planes específicos, que los bancos ya están implementando sus estrategias. Ya. Por un lado, esos planes a cambio del rescate dudo que sean otra cosa más allá que planes de recorte, de intentar configurar la cuenta de resultados por abajo. respecto a la estrategia de los bancos, lo cierto es que en general hay mucho inmovilismos, una mezcla de esperar a ver cómo consolida todo esto y copiar lo que hacen los demás, con unas miras muy cortas. Pero veo una ausencia total de apuestas de futuro por parte de la banca española, por intentos de posicionamiento diferente. No están a eso.

Por tanto, una vez se rescate a los bancos y después de que se agoten los posibles recortes, seguiremos sin tener una hoja de ruta de la banca española, que sigue anclada en un modelo propio de otra época, dimensionada para otro tipo de negocio del que se va a encontrar, con unos servicios centrales, unos circuitos de negocio, etc, que siguen sin adaptarse a la nueva realidad. ¿Conclusión? Nos volveremos a encontrar con entidades inviables en el corto plazo.

¿Problema de liquidez? Si ¿De solvencia? También. Pero lo peor es que no sabemos donde queremos ir. Si ya antes de esta reflexión estaba en contra del rescate, obviamente de ahí no me muevo tras la misma

Más información | Cotizalia, Estrategia Financiera
En El Blog Salmón | Bankia: yo no quiero pagar los platos rotos de políticos y Bankeros

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios