Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Al borde de una nueva crisis global?

¿Al borde de una nueva crisis global?
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Justo cuando parecía que salíamos de la crisis y volvíamos a la normalidad, surgen algunas voces que afirman que estamos a punto de encontrarnos con una nueva crisis global que nos vuelva a golpear a todos.

Entre estas voces surge la de George Soros, que en un foro económico en Sri Lanka afirmó que la situación actual con China le recuerda mucho a la de 2008. Además afirma que la situación de China podría transmitirse al resto del mundo mediante la devaluación del Reminbi. Justo cuando acababan de conseguir ser divisa de reserva del FMI.

Pero no es sólo Soros, el Banco Mundial avisa que podríamos estar ante una nueva crisis global y el ministro de finanzas británico George Osborne ha afirmado que el Reino Unido se encuentra ante un coctel de amenazas.

Si Rusia y Brasil han caído, ¿podría ser China el siguiente?

Que China tiene problemas, ya lo avisamos hace tiempo cuando dije que había acabado el acrónimo BRIC. Brasil y Rusia ya no son lo que eran. China había sufrido un crack bursátil y nos quedaba la I de India. Otro país emergente al que le iban bien las cosas es a México, que está usando sus ventajas geográficas (cerca de EEUU y Canadá) para salir adelante, por ejemplo mediante la fabricación de automóviles para todo el mundo.

Por supuesto, no se trata sólo de los datos, sino que el crack chino bursátil de hace unos meses haya podido ser una un adelanto de lo que viene. Por otro lado varios expertos consultados por El Español afirman que aunque se espera una desaceleración de la economía, no se espera una crisis en el país. Abogan porque habrá un “aterrizaje suave” chino. Que ya nos hemos encontrado varias veces en esta situación y que China no ha descarrilado, por lo que el “hard landing” queda descartado. Y como muchos dicen, no se puede crecer al 7-8% indefinidamente, por lo que la reducción del crecimiento no sería mala, sino deseable.

Todo esto en una situación en la que EEUU sigue creciendo y las condiciones económicas en Europa parecen mejorar. Asimismo aunque desde la Fed se están retirando los estímulos, no se hace lo mismo desde el BCE ni desde el Banco Central de Japón.

Claro que, eso del aterrizaje suave ya lo he oído yo antes.

Meanwhile in Spain...

La pregunta es ¿cómo nos afectará este cambio? Suelo decir que aunque España no depende de la economía china, si depende de economías que dependen de la economía china. Por lo que existe relación en la correa de transmisión, aunque no tan directa como con otras de nuestro entorno más cercano.

No obstante, esta semana el IBEX ha bajado de los 9000 puntos, sería necesario que creciera un 33% para llegar al máximo de Abril de 2015. Que no es poco. Puede que la bolsa esté barata, pero con la incertidumbre de las últimas elecciones y de la situación en Cataluña, es bastante posible que no tenga muchas perspectivas de subir en los próximos meses para recuperar valores de 2015. Porque seguimos con nuestros desequilibrios en nuestra economía, sin que parezca que estemos dispuestos a arreglarlos.

Lo mejor que tenemos por el momento, es que el petróleo está barato, aunque parece que a los consumidores no les está afectando mucho. Pero hablando de petróleo y crisis, hay una noticia que no puedo dejar de mencionar. Pero no se refiere a España, sino a Arabia Saudí.

El petróleo barato tiene consecuencias

Arabia Saudí se ha encontrado con una crisis muy fuerte con el petróleo barato, alcanzando un déficit público del 15%, y es que nadar en petróleo no es tan bueno, especialmente cuando te dedicas a depender de él. Así que van a recortar, subsidios sociales en agua y luz, el príncipe Muhammad bin Salman, el poder detrás del trono del rey Salman al ser preguntado sobre si el país iba a encontrarse con una revolución Thatcheriana, respondió que sí.

Y entre estas reformas está la privatización, parcial mediante una salida a bolsa, de Saudi Aramco, la petrolera estatal. Sus reservas de petróleo son diez veces las de Exxon Mobil, la mayor petrolera privada del mundo. Es posible que Saudi Aramco sea la empresa más valiosa del mundo, y esté a punto de salir a bolsa. Al alcance de prácticamente cualquier inversor.

Así que tenemos a Arabia vendiendo la joya de la corona, un “aterrizaje suave” en China, la Fed subiendo los tipos, Mario Draghi con “whatever it takes”, y la bolsa española barata mientras tenemos bastante incertidumbre política. Llevamos años viviendo tiempos interesantes y estos todavía no acaban.

En El Blog Salmón | Economías de aglomeración, por qué la actividad económica tiende a acumularse

Más información | The Economist, The Guardian, GurusBlog

Imagen | robinsoncaruso

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos