Compartir
Publicidad

Atraco al Fondo de Garantía de Depósitos, se hace justicia con los bolsillos públicos

Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Elena Salgado acaba de anunciar el atraco y el expolio de los saldos del fondo de garantía de depósitos para cubrir las inyecciones de capital necesarias en las cajas de ahorros intervenidas y nacionalizadas. Y la verdad es que es una medida excelente y que hay que aplaudir desde todos los frentes, porque dada la patata caliente de las cajas quebradas, o nos atracan en las cuentas públicas vía emisiones de deuda o atracamos al sector financiera vía BOE. Elena Salgado está poniendo en marcha la justicia social que tanto se le ha pedido y es el camino adecuado para que el sistema financiero purgue sus propias miserias.

Y aquí hablamos de interés general y es este; salvar los muebles sin pegarle fuego a la casa, que es lo que se podría haber hecho si comenzamos a pagar la fiesta de las cajas de ahorros con la barra libre de las emisiones de deuda pública. ¿Se han saltado el Estado de Derecho? Es probable, los juristas comentan que puede ser, pero más se lo han saltado los integrantes de dicho sistema financiero que han arrastrado a la ruína a las cajas de ahorros. Ahora mismo, tenemos una pistola apuntando a nuestros impuestos, a nuestros gastos públicos, a nuestras prestaciones sociales, pero yo prefiero que atraquen los saldos depositados por los bancos en estos FGD, antes a 46 millones de ciudadanos en todos los sentidos.

El ministerio de Economía llevará a cabo la reconversión del fondo de garantía de depósitos para que el patrimonio con el cuentan vaya al rescate del sistema financiero. Actualmente, hay tres fondos de garantía de depósitos, uno para cada tipo de entidad financiera, dígase, un fondo de garantía de depósitos para los bancos, otro para las cajas de ahorros y otro para las cooperativas de crédito; estos fondos se fusionarán en uno solo.

Estos fondos tienen un patrimonio de 6.524 millones de euros, siendo el patrimonio del fondo de los bancos el más importante, con un saldo de 3.875 millones. Las cajas de ahorros cuentan con un saldo de garantía de 1.918 millones y, por último, el de las cooperativas de crédito está sobre los 731 millones. ¿Qué consecuencias económicas tiene esta decisión?

La primera es que no vamos a realizar ninguna emisión de deuda pública para cubrir el desaguisado de la Caja de Ahorros del Mediterraneo ni las posteriores aportaciones que van a necesitar con toda seguridad Novacaixagalicia y Catalunya Caixa fundamentalmente. Es decir, vamos a rescatar al sector financiero con los fondos detraidos del propio sector financiero. Primer paso importante para no socializar las pérdidas que tanto hemos criticado desde estas páginas.

La parte negativa, la podemos tener en la hipotética quiebra de alguna entidad financiera y la posterior activación del fondo de garantía de depósitos. Este riesgo no existe, porque ya sabemos que el Estado rescata lo infumable como la CAM y si cae alguna entidad mayor, da igual donde esté el FGD porque no hay saldo suficiente para cubrir el estropicio que se podría liar.

En el caso de quiebra de una entidad financiera de las grandes, pensemos por ejemplo en Santander o BBVA, el fondo de garantía de depósitos son meras migajas y el estado tampoco podría acudir a su rescate, dado que no podría afrontar la cobertura de los saldos a ninguno de los niveles. La decisión que ha tomado Salgado es una decisión impecable y, aunque la patronal bancaria haya sacado los cuchillos por este cambio de destino en la aportación de su fondo de garantía de depósitos, ahora toca aguantarse, arrimar el hombro por una vez en esta crisis y sacar el talonario.

Más Información | El País
En El Blog Salmón | Fondo de garantía de depósitos, El Banco de España nacionaliza Catalunya Caixa, Unnim y NovaCaixaGalicia; se consuma el atraco a las arcas públicas, La CAM pide el rescate del FROB: ¿llegará antes el BBVA o el Santander?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos