Compartir
Publicidad

El desastre de Fukushima enriquece a los países productores de gas y petróleo

El desastre de Fukushima enriquece a los países productores de gas y petróleo
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Tras la catástrofe de Fukushima Japón, y el posterior cierre de 54 centrales nucleares, el país nipón se enfrenta a un déficit de 12.000 mega watios de potencia (un 29% de sus requerimientos globales de energía), que está siendo compensado con un incremento de la demanda de petróleo y sobretodo de Gas Natural Licuado (GNL).

Esta situación, ha ayudado a incrementar la demanda de estas energías alternativas, introduciendo presión adicional sobre los precios de mercado, beneficiando claramente a los países y empresas productoras, que toman mayor impulso en detrimento de la energía nuclear.

La nuclear, fue desde sus inicios una potente fuente de energía, riesgos aparte, para incrementar de manera exponencial la producción energética de una economía, e incluso minorar en parte importante la dependencia energética exterior en aquéllos países que no contaban con grandes niveles de recursos naturales, como en el caso japonés.

De reproducirse este retorno a petróleo y el gas, además de producirse un factor de presión adicional en los precios de estas fuentes de energía, se produciría un indeseable incremento de la concentración de las fuentes de energía.

En los próximos meses tendrá un recrudecimiento de esta ‘batalla’, puesto que economías con una elevada demanda energética como Alemania y el propio Japón, han claudicado el fin de la energía nuclear. ¿Será suficiente el deseo generalizado de acabar con la energía nuclear, o la dependencia de senda marcada por el sistema económico será tan fuerte como para negarlo?

Vía | Cinco días
En El Blog Salmón | Para Japón, la crisis de Fukusima puede marcar el fin de la era nuclear
Imagen | stevendepolo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos