El rescate del sistema financiero español sí afecta a las cuentas públicas

Sigue a


Desde hoy en adelante, van a correr ríos de tinta con el plan de rescate que se acaba de aprobar. De entrada, tengamos claro el mecanismo, dado que la ayuda va directa a sector financiero, es una verdad a medias. Me explico, Europa va a prestar dinero al Estado español mediante el FROB y el FROB, será quién reparta los préstamos entre las entidades financieras.

El FROB es un ente público que depende directamente del Ministerio de Economía y que cuenta con el aval ilimitado del Estado. Por tanto, el responsable del primer préstamo es siempre el Estado español y el responsable de las amortizaciones del FROB y del pago de intereses es siempre el Estado. Abrid bien los ojos, porque es el Estado Español el que responde siempre ante Europa por los préstamos que se hagan y será el responsable del pago de intereses y las amortizaciones de deuda que se pacten.

Actualmente, los costes de financiación del Estado están desbocados, pagamos casi la misma cantidad en intereses de la deuda pública que en prestaciones por desempleo y las entidades que se encuentran en problemas, no tienen capacidad de generación de beneficios para afrontar los intereses. Por ejemplo, BFA-Bankia ha tenido que ser nacionalizada porque no podía pagar los intereses de 4.465 millones de euros en participaciones preferentes. El paganini real de la operación a corto plazo, es el contribuyente, porque los intereses los paga el Estado.

Este plan de préstamo, requiere de manera inmediata un proceso de fusión de entidades financieras, si realmente queremos que el coste económico para las cuentas públicas sea lo mínimo posible. Tal y como vimos en este post, el sistema financiero requiere una megafusión de tal dimesión que sólo queden 4 ó 5 entidades financieras.

En este punto, Santander y BBVA tienen mucho que decir, dado que deben tragarse al resto del sistema financiero casi entero y soportar ellos los costes financieros de la reestructuración, el coste de cierre de oficinas y contar con el apoyo puntual del FROB.

Si no se hace la fusión bancaria en estas dimensiones, el paro sigue desbocado, el gasto público no deja de aumentar, España está condenada a ser parte del tercer mundo en un par de años. El Ministerio de Economía tiene que forzar esas fusiones, por el bien de todos y cuanto antes porque acabamos de atravesar las puertas del infierno con las garantías estatales que estamos comprometiendo.

En El Blog Salmón | Eufemismos Made in Spain: “No lo llames rescate, llamadlo apoyo financiero”, El sistema financiero español será finalmente rescatado con 100.000 millones de euros

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios